Embarazo psicológico en gatas

Por el 18-07-2017 a las 09:09

El embarazo psicológico es muy poco común que se de en gatas, pero siempre existen excepciones.

 

El instinto de reproducción es muy grande. Las gatas que no pueden concebir y que sus deseos quedan insatisfechos, o las gatas que se han apareado con gatos machos infértiles, pueden caer en una fase de embarazo psicológico. Cuando un embarazo psicológico ocurre, la gata presenta todos los signos y síntomas de un embarazo real.

 

¿Qué causa un embarazo psicológico?

Este trastorno suele ser más común que se produzca en las hembras que nunca han parido y que no están esterilizadas. Aunque el embarazo psicológico en gatas castradas también es posible.

 

Las razones de un embarazo falso son de naturaleza hormonal. Las gatas al tener el celo ovulan, hayan sido cruzadas o no, y el útero produce un quiste llamado cuerpo lúteo. Si no se produce una fecundación, este quiste tiende a desaparecer. Lo que sucede con los embarazos psicológicos es que el quiste se mantiene y activa el mecanismo del embarazo, entre cuyos síntomas se encuentra la producción de progesterona.

 

Los gatos también producen la hormona progesterona que es la responsable de preparar el cuerpo para llevar, desarrollar y mantener a las crías. Esta hormona se libera en las semanas siguientes al celo, que es cuando la gata se encuentra más receptiva al acercamiento del gato macho. Durante esta fase, los embarazos psicológicos pueden ocurrir así no haya ocurrido el apareamiento, porque la hormona es capaz de actuar por sí misma y engañar al cuerpo y a la mente del animal que no logrará distinguir entre un embarazo real y un embarazo falso.

 

Síntomas de un embarazo psicológico

Todos los síntomas que presente una gata con un embarazo psicológico serán idénticos a los de uno real, por lo que será difícil distinguir a simple vista. Ante el más mínimo síntoma, lleva a tu gata al veterinario para que detecte el problema. 

 

A nivel físico los síntomas de una gata embarazada serán:

  • Aumento de peso y abdomen hinchado.
  • Mamas hinchadas y de color rosado.
  • Vómitos
  • El ciclo de celo se detendrá
  • Producirá leche y flujo vulvar.

A nivel psico-emocional los síntomas también la acompañarán:

  • Actuará de manera demasiado maternal y amorosa.
  • Su apetito se verá alterado.
  • Cansancio y letargo.
  • Cambios de comportamiento, estará más nerviosa e insegura.
  • La gata buscará hacer una especie de refugio o nido para prepararse para el parto.

 

¿Qué hago si mi gata sufre un embarazo psicológico?

Tu gata creerá que está embarazada, así que debes proporcionarle una serie de cuidados adecuados. Si muestra síntomas de un embarazo psicológico, lo primero que hay que hacer es tratarla con amor y lo más normal posible. Ella buscará atención y tu deberás dársela. Lo segundo será armarse de paciencia porque estos síntomas pueden durar varios meses.

 

Estate atento a esta situación y no la dejes pasar. Si tu gata llega a producir leche y no se trata a tiempo, puede permanecer en los senos, ocasionando graves problemas como la mastitis.

 

La mejor solución es esterilizar a la gata. Así evitaras embarazos psicológicos ocurran, así como riesgos de futuros quistes y tumores en las mamas, .

 

¿Ha sufrido tu gata un embarazo psicológico? Cuéntanos cómo fue el proceso

Fuente: Experto Animal

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.

Artículos recomendados

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando por esta página, aceptas nuestro uso de cookies y nuestra política de confidencialidad. Más información

Ok