¿Alguna vez te has preguntado por qué a tu gato le gusta tanto que le acaricien o rasquen la cabeza?

En este artículo te revelaremos por qué tu mascota disfruta cuando le acarician su cabeza.

Una zona difícil de alcanzar

Según el veterinario y profesor Nicholas Dodman, a los gatos les gusta rascarse la cabeza porque quieren recibir afecto, pero también porque no llegan adecuadamente a este lugar, lo cual es aún más complicado a la hora de limpiarse.

Ésta es una zona casi inaccesible para ellos, así que claramente le estás haciendo un favor a tu gato cuando le rascas la cabeza.

Cuando un gato se rasca la cabeza, ciertamente le recuerda el momento en que su madre lo aseaba cuando todavía era pequeño.

De hecho, en su rutina de aseo, tu pequeño compañero se lame sus patas y las frota contra su cabeza. Sin embargo, es muy probable que tus dedos hagan mejor el trabajo.

cabeza

El gato marca su territorio

Hay otra razón por la que a los gatos les gusta rascarse la cabeza. Ésto es porque es donde están las glándulas sebáceas situadas alrededor de la boca, en la barbilla y por encima de los ojos.

Las feromonas liberadas por las glándulas secretoras tienen una función de marcado territorial. Cuando el gato se frota con una persona familiar, es un gesto que calma al animal.

Debes saber que no hay mejor manera de comunicarse con un gato que observarlo y entender su lenguaje corporal.

¿Tu gato aprecia cuando le rascas la cabeza?

Fuente: Iheartcats.com

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.