Si pensamos en la comida favorito del gato, lo primero que nos viene a la cabeza es el pescado, ya que a este felino doméstico siempre lo han representado como amantes de este alimento.

Lo cierto es que, por ejemplo, el aceito de pescado es beneficioso para los gatos, ya que les aporta importantes nutrientes. No obstante, conviene saber cómo se debe incluir este alimento en la dieta de nuestra mascota.

El pescado puede ser un buen alimento para el gato

El pescado le aporta al gato proteínas, un nutriente esencial para su organismo. Además, si hablamos de pescado azul, puede ser una excelente vía para aportar ácidos grasos saludables, los cuales ayudarán a que el pelaje del gato luzca brillante y sano.

Hay que tener en cuenta que algunos pescados interfieren en la absorción de las vitaminas B. Por otro lado, no aporta vitaminas tan importantes como la vitamina K, fundamental para la coagulación sanguínea.

Una vez dicho ésto, podemos sacar la conclusión que el gato puede comerlo, pero éste no puede ser la base de su alimentación ya que no le estaríamos aportando una nutrición completa.

Una excesiva ingesta podría causar problemas de tiroides, alergias y déficit vitamínicos.

¿Qué pescados no son buenos para el gato?

Cualquier tipo en sí puede ser bueno para un gato, siempre y cuando no se ingiera de forma excesiva. Sin embargo, existen varios tipos de pescado que no debemos ofrecer a nuestros gatos:

  • Pescados salados o cocinados con mucha sal
  • En conservas, ya que contienen algunas sustancias tóxicas
  • Pescados ahumados, por su alto contenido en sal
  • Pescados marinados

¿Cómo darle pescado a un gato?

El pescado solo se le puedo dar a un gato si es crudo y fresco. Eso implicar acudir a la pescadería y asegurarse que lo que se compra lo acaban de recibir.

La mejor opción es dárselo crudo, pero no a diario, entre otros motivos porque el gato también necesita comer carne para satisfacer otras proteínas . De hecho, un consumo excesivo de pescado crudo le causaría un déficit de vitamina B1.

Si no estamos seguros de que el pescado sea fresco, la mejor opción es hervirlo, sin añadir nada más. Eso sí, la cocción del pescado debe ser ligera, ya que resultaría antinatural darle a tu gato un pescado cocinado al 100%.

¿Tu gato come pescado? Cuéntanoslo en los comentarios

Fuente: Experto Animal

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.