La castración en los perros es una intervención que se practica poco. En este artículo te explicamos cuáles son los beneficios y los riesgos de esta operación.

¿En qué consiste la castración en los perros?

La castración de un perro (macho) se puede realizar de dos maneras diferentes: mediante ablación o vasectomía. No dudes en preguntarle a tu veterinario si dudas entre una solución o la otra. Él es el más indicado para orientarte.

La ablación de los testículos

Es la práctica más realizada. Esta operación quirúrgica consiste en retirar los dos testículos gracias a una incisión única entre los dos. Esta operación es irreversible y tendrá un impacto directo en el comportamiento de tu perro.

La vasectomia

Esta práctica impide a los espermatozoides salir en el caso en el que el perro tenga una relación sexual. Tras esta, el perro será estéril pero la operación no tendrá ningún impacto en su comportamiento, ya que podrá continuar con su actividad sexual.

¿Qué acarrea la castración?

Según el tipo de castración que se lleve a cabo, tu perro podrá experimentar cambios en su comportamiento y/o beneficiarse de algunas ventajas para su salud.

En cuanto al comportamiento:

Los perros que no están castrados están por lo general, muy excitados. Especialmente cuando las hembras están en celo. Los perros solo pensarán en una cosa: escaparse para encontrar una hembra. En presencia de una hembra, el perro no castrado desobedecerá e intentará montarla a toda costa, lo cual podría resultarte bastante violento, pero no podrás hacer nada, ya que tu perro es sexualmente hiperactivo debido a sus hormonas.

La castración tendrá un impacto directo en tu perro, ya que dejará de frotarse con las piernas de tus invitados o con un peluche para emular el coito. Las perras que estén en celo dejarán de tener interés por tu perro, el cual marcará mucho menos su territorio.

En cuanto a la salud:

El primer beneficio importante de la castración está relacionado con los tumores. Estos suelen aparecer en los perros más viejos. Debes saber que si tu perro ha sido sometido a una ablación de los testículos, no podrá tener un tumor testicular ya que se les ha extirpado. Si tu perro ha pasado por una vasectomía, esta no tendrá ningún beneficio en su salud.

La segunda ventaja está relacionada con las enfermedades vinculadas a la próstata. La hiperplasia es una enfermedad que se detecta a menudo, y aunque sea benigna, conlleva problemas desagradables como cistitis, estreñimientos o incluso dolores.

Por último, gracias a la castración (sea cual sea la práctica), tu perro no podrá reproducirse, por lo que no tendrás que ocuparte de ninguna camada de perritos.

Riesgos médicos

Si sometes a tu perro a la castración, notarás que es mucho menos activo, por lo que tendrás que vigilar sus cantidades de comida y restringirlas para que no engorde. También puedes aumentar la frecuencia de los paseos y de los periodos de juego durante los tres meses posteriores a la castración para que tenga una vida más activa.

Estos tres meses después de la operación son muy importantes, ya que durante este periodo tu perro es más susceptible de ganar peso. También es aconsejable que cambies la alimentación de tu compañero optando por croquetas para perros esterilizados.

Que tu perro engorde puede convertirse en una situación bastante grave y dar lugar a enfermedades cardíacas, luxaciones de la rótula o rupturas de los ligamentos. Tu perro también podría desarrollar alergias cutáneas.

¿Cuál es la edad límite para la castración?

En cuanto a la edad, se recomienda castrar a los perros antes de la pubertad, la cual llega entre los 6 y 8 meses en los perros pequeños, y entre los 8 y 10 meses en los perros de tamaño grande.

Hay países en los que es obligatorio castrar al perro, pero en otros depende de la protectora y de la legislación, es importante que te informes.

¿Cuánto cuesta la castración?

La castración suele costar entre 150 y 500 €. El abanico de precios es bastante amplio, ya que hay muchos parámetros que hay que tomar en cuenta a la hora de establecer el precio.

Debes saber que según la ciudad en la que te encuentres, el precio variará y será más caro, sobre todo en las grandes ciudades.

Por último, si los testículos de tu perro no están colocados de manera clásica y es necesario hacer dos aberturas para retirarlos, el precio puede incrementar.

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.