Aunque aún se le considere como un animal salvaje, el octodon degus seduce poco a poco a más personas gracias a su carácter cariñoso y dulce.

El degú, un roedor sorprendente

Originario de las montañas de Chile y Argentina, este pequeño mamífero se parece a la chinchilla. Se designa por el nombre octodon a 4 especies de la familia de los Octodontidae.

La que se suele encontrar en tiendas de venta de animales es la más criada y se le llama degú de Chile. Forma parte de la NAC (nuevos animales de compañía).

Las características físicas del Octodon

Le debe su nombre de octodon a sus molares que tienen la forma de un ocho: "oktô" significa "ocho" y "odontos" "diente" en griego.

El color de las partes superiores va del gris al marrón pasando por el anaranjado. Sus partes inferiores son de color crema o amarilla. Tiene una colar larga con un trocito negro. Sus patas se terminan por pies con 4 dedos bastante desarrollados y un quinto dedo más pequeño.

Los machos y las hembras son de talla diferente. Al contrario de la mayoría de las especies, la hembra es mucho más grande que el macho. El peso de un degú varia entre 170 y 200 g para un macho, y entre 250 a 300 g para una hembra. Su talla se sitúa entre 12,5 y 19,cm, y su cola puede medir hasta 16 cm.

El carácter del degú

En general, el octodon es un animal dócil y fácilmente domesticado. Es limpio y sin olor.

Es ante todo un roedor que se distingue por su carácter cariñoso y curioso. Se dejará manipular fácilmente si se sabe no darle miedo. Es un buen animal de compañía para los niños si saben entender sus necesidades y comportamiento.

El modo de vida del octodon

El octodon no hiberna, vive de día y se muestra muy activo al caer el día. Le encanta jugar en su jaula con sus congéneres. De hecho, se aconseja criar al menos dos octodons ya que suele aburrirse si está solo

Este pequeño mamífero se alimente de hierbas, semillas, cortezas y hojas en la naturaleza. En el comercio, encontrará mezclas de semillas y frutas adaptadas a su régimen alimentario. No obstante, es importante no darle demasiada cantidad o cambiar repentinamente su régimen alimentario. Así mismo, una alimentación no adaptada suele ser la causa principal de muerte de los octodons domésticos.

El octodon es un animal sensible que puede necesitar cuidados particulares. Tendrá que prestar atención a su respiración, al aspecto de su pelo, a sus ojos, sus orejas y a su comportamiento. Efectivamente, los degús pueden desarrollar problemas respiratorios y alergias en la piel. También pueden sufrir trastornos nerviosos y diarreas.

¿Conocía esta especie? ¿Le gustaría tener una?

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.