El gato es un animal que tiende a vomitar más que el humano. Sobretodo tras el destete. Así mismo, si un gato vomita de forma ocasional, no es nada grave. No obstante, si no conoce la causa de sus vómitos puede que no se de cuenta de que sufre alguna enfermedad.

¿Su gato vomita? Aquí le dejamos las principales causas y diferentes maneras de ayudarle.

Mi gatito vomita: las principales causas posibles

Aunque vomitar pueda ser la consecuencia de factores benignos, poder identificarlos podrá ayudarle a entender a su gato y saber que comportamiento adoptar.

Un estomago sensible

El gatito es inevitablemente más frágil que el gato adulto. Así mismo, el estomago de un gatito es más o menos del mismo tamaño que una uña, por lo tanto, no puede ingerir mucha comida de golpe. Si nota que su gatito vomita, puede que sea porque ha comido demasiado.

Parásitos intestinales

Esta fragilidad intestinal hace que puedan instalarse varios parásitos en el organismo de su gato. Ha de tener mucho cuidado ya que los parásitos pueden ser un peligro para su gato y para usted. Efectivamente, algunos parásitos pueden transmitirse de un gato a un humano y contaminar una casa entera. Además, algunos son muy resistentes y pueden causar anemia en el animal.

Si tiene una duda sobre cualquier parásito, no dude en hablar de ello rápidamente con su veterinario.

Bolas de pelo

También es posible que su gatito, al lamerse, se trague bolas de pelo. Sobretodo si tiene el pelo largo. Al formarse la bola de pelo en el estomago, provoca una irritación del tubo digestivo y causa vómitos. Este síntoma no es alarmante, pero puede tener algunas consecuencias sobre el apetito de su peludo. Además, si nota que hay trozos de comida en las bolas de pelo, no se preocupe, es normal.

Mi gatito vomita: ¿cuándo he de preocuparme?

Si su gato vomita de vez en cuando, no pasa nada. No obstante, si nota comportamientos diferentes como por ejemplo la pérdida total de apetito, o sangre en la orina o heces, puede que la causa sea más seria. Además, si su gato vomita con frecuencia (es decir, varias veces durante 3 semanas), mejor consulte con su veterinario.

¿Qué hago si mi gato vomita?

Adopte estos gestos simples que deberían poder regular y prevenir los vómitos de su gatito.

Proporcione una alimentación adaptada a su gatito

Puede que su gatito reclame comida a menudo. Así mismo, es importante que le de pequeñas cantidades, pero a frecuencia regular (más o menos 6 veces al día). Efectivamente, si come mucho de golpe, puede que su estomago no lo soporte y que vomite.

Piense en desparasitarlo

Aunque su gatito aun no salga, puede que tenga parásitos. Es posible ver algunos en las heces, pero la mayoría son invisibles para el ojo humano. Por eso mismo, es imprescindibles desparasitar regularmente a su gato.

Peine a su gatito

Al peinar a menudo a su gato, elimina el excedente de pelos muertos. De esta manera, es posible evitar la formación de bolas de pelo en el sistema digestivo.

Lleve su gato al veterinario

Puede que, aunque siga todos estos consejos, su gatito siga vomitando. La mejor solución es llevar directamente su gato al veterinario.

¿Su gatito suele vomitar?

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.