El embarazo psicológico o fantasma es un problema que puede afectar  al 75% de las perras no esterilizadas.

El animal actuará como si estuviese esperando una camada de cachorros, y mostrará signos de embarazo. Por lo tanto, es un problema psicológico y físico.

Los perros son los únicos animales que tienen problemas de embarazos fantasmas. Originalmente, los perros vivían en manadas y sólo la pareja alfa podía procrear. Las otras hembras de la manada tenían falsos embarazos para ayudar a la hembra dominante a alimentar a sus crías.

¿Cómo ocurre un embarazo psicológico?

En un ciclo de reproducción normal, la hembra estará en celo, encontrará una pareja, saldrá embarazada y luego tendrá cachorros. Si de lo contrario, no tiene pareja en la etapa de celo, se quedará tranquila hasta el próximo.

Pero en algunos casos, cuando la hembra no tiene pareja, de igual forma actuará como si la tuviera. De hecho, creerá que está en etapa de gestión : que es lo que se conoce como embarazo psicológico.

¿Cómo detectar un embarazo psicológico?

Este suele ocurrir dos semanas después del período de celo.

La perra actuará de manera diferente: 

  • Pedirá atención todo el tiempo
  • Lamerá sus glándulas mamarias y genitales
  • Estará más irritable
  • Comerá menos o incluso nada
  • Se aislará y buscará un lecho cómodo para sus cachorros
  • En algunos casos, se robará algunos objetos como cosas de animales, juguetes o almohadas y los llevará al nido actuando como si fueran verdaderos cachorros.

El animal mostrará signos de gestación: 

  • sus mamas se hincharán

  • producirá leche

¿Qué hacer cuando una perra tiene falso embarazo? 

Primero, debes asegurarte que no está en cinta realmente. Si presenta signos de embarazo, llévala al veterinario; de está manera, él podrá decirte si es falso tocando su barriga, usando rayos X o ultrasonido.

Si se trata de un falso embarazo, tienes que saber que será una molestía para el animal y para ti. Debes ayudarlo a salir de esa situación lo más pronto posible.

Primero, manten tu perra ocupada: juega con ella, llévala a dar largos paseos, preséntale un amigo de cuatro patas.. asegúrate que no esté aburrida.

Tampoco apoyes la idea que tiene. Si, ella cuida las almohadas, escóndelas o ponlas lejos de su alcance. Si te sigue a todas partes, aléjala de ti. El objetivo es que ella entienda que no necesita atención extra porque no está embarazada.

Si el animal se lame demasiado, ponle un cono.

Si notas que sus glándulas mamarias se hinchan o cambian de color, llévala a un veterinario para que le medique un tratamiento para evitar la lactancia. De lo contrario, se podrá contagiar de mastitis.

Este tipo de embarazo por lo general dura 3 semanas.

Lo que no debes hacer

No frotes sus mamas ya que estas se hincharán. Esto puede estimular la lactación.

La solución

Para evitar experiencias traumáticas, la única solución es: la esterilización.

Si esterilizas a tu mascota antes del primer celo, ella no tendrá un embarazo psicológico. Es la mejor medida para prevenir tumores en el pecho.

Al contrario de la popular creencia no necesitas esperar su primera camada para esterelizarla. Las perras no necesitan sentir que son "madres", ellas tienen reproducción instintiva. Por lo tanto, no sufrirá por una esterilización temprana.

Por el bien de tu mascota , esteriliza a tu mascota antes del primer celo, alrededor de los 6 meses de edad.

Fotografía : Yummypets 

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando por esta página, aceptas nuestro uso de cookies y nuestra política de confidencialidad. Más información

Ok