Los perros se comunican de diferentes maneras bien sea con los humanos o con sus congéneres. Su lenguaje canino dependerá de sus posturas, los sonidos que emitan y los olores que desprendan. ¿Conoce los gestos de su perro? Los perros, al igual que cualquier animal, no pueden comunicarse de la misma manera que los humanos. No pueden hablar o expresar directamente lo que quieren.

Así mismo, para sobrevivir, necesitan recibir información de su entorno. Para poder establecer una comunicación eficaz, utilizan varias comunicaciones: la auditiva, olfativa y corporal.

Lenguaje canino: Los sonidos

Existen diferentes tipos de sonidos que son transmitidos por los perros como, por ejemplo: ladrar, aullar, llorar, gruñir o gemir. La tonalidad de los ladridos varía de una raza a otra. En algunos perros se habla más bien de aullidos, como en el caso del Husky Siberiano y el Malamute de Alaska, quienes tienen una genética más parecida a los lobos. Del mismo modo, ocurre con los perros de caza (spaniel, beagle, cazador…).

Un perro puede ladrar por numerosas razones: para expresar miedo, su humor o una enfermedad. El ladrido también es utilizado para advertir una amenaza. Además, en función de la situación, el ladrido puede ser modificado. Para interpretar mejor el ladrido del perro, es importante tener en cuenta su duración, su tonalidad, su frecuencia y su repetición.

Los olores

Es importante saber que el olfato es el sentido más desarrollado en los perros, su capacidad para diferenciar olores es impresionante.

Otro lenguaje corporal, aparte de las posturas, se relaciona con los olores. Al igual que los gatos, los perros, tanto machos como hembras, producen feromonas las cuales están presente en las heces, en la orina y en la saliva.

Por otro lado, si tu perro se detiene a cada rato en cualquier esquina de la calle y olfatea, quiere decir que esta obteniendo información de sus congéneres.

Los olores son una gran fuente de información para los perros. Cuando un perro olfatea a otro, se trata de una manera adecuada de saludar e intercambiar su identidad.

Los perros se comunican gracias a su lenguaje corporal

El lenguaje corporal es muy importante para el perro. En efecto, sus posturas expresan su estado de ánimo a cada momento. Evidentemente, él utilizará su cuerpo, cabeza, orejas y cola para transmitir un mensaje. El lenguaje corporal de los perros es sin menor duda más complejo que el de los humanos. Prestan extremadamente atención a cualquier movimiento de su entorno ya que es casi la única manera de entenderlo. Entender su entorno significa protegerse y garantizar su seguridad.

La observación es la clave para comprender realmente a su perro. Para entender mejor lo que su perro quiere expresar, le aconsejamos que tome un poco de tiempo para observarlo y que se muestre muy paciente.

Un perro relajado y que se siente seguro en su entorno

 · Tiene las orejas relajadas. La posición de sus orejas es normal, no las tiene hacia atrás ni hacia delante.

Cara a sus congéneres se muestra relajado al tener estos comportamientos:

·  Les muerde o juguetea con su oreja

· Juega de forma normal

· Tiene una mirada normal que no resalta ningún sentimiento en particular

· Puede lamer la boca de otros perros para mostrar que se siente feliz

·  Mueve la cola de forma normal y ligeramente lenta

·  Tiene las pupilas pequeñas y para nada dilatadas

Un perro nervioso y que no se siente seguro en su entorno

·  Aparta la mirada de la suya. Si lo mira demasiado tiempo, bajará la mirada antes que usted. Se siente sumiso o asustado. Además, puede mover sus orejas hacia atrás.

Un perro estresado o nervioso es un perro que hace todo lo posible por aliviarse él mismo. Para ello, puede tener comportamientos como, por ejemplo:

·  Bostezar

·  Venir a buscarle y pedirle atención

·  Se queda muy quieto. Puede que no se mueva mucho o que tenga partes del cuerpo inmóviles.

·  Frunce el ceño

·  Está encogido y pone su cola entre sus piernas

·  Se sacude mucho

·  Producción excesiva de saliva

·  Tiene el cuerpo muy tenso y el pelo de la columna vertebral encrespada como si fuese un gato

Los perros son muy inteligentes y saben mostrarse diplomáticos. Así mismo, si se encuentra en una situación desagradable con otro perro, puede mostrar signos defensivos para evitar cualquier confrontación innecesaria. Por ejemplo, el perro que quiere evitar una pelea con otro perro puede bostezar, olfatear, rascarse o hasta estornudar para guardar su calma y alejar los demás perros.

Si el perro que tiene en frente recibe los signos, puede aceptarlos y responder de forma correcta. Aunque claro, al igual que en la sociedad de los humanos, todos los esfuerzos de apaciguamiento social no son automáticamente recompensados. Así mismo, puede que el perro se tome las señales como una amenaza y que lo confronte.

Un perro es curioso y se interesa por algo/alguien o un congénere

Si tiene un perro seguro que ya lo sabe, el perro es un animal muy curioso y se acerca a todo lo que le interesa. Un perro se siente interesado por algo si muestra las señales siguientes:

·  Inclina la cabeza de lado a lado como si estuviese intentando entender algo (es bastante adorable)

·  Guarda su boca cerrada y puede dar la pata o simplemente levantarla

·  Tiene las orejas tensas y erguidas. Intenta escuchar algún sonido.

Un perro se siente amenazado y se muestra agresivo o defensivo

Al sentirse amenazado, el perro envía señales ofensivas para establecer una distancia razonable entre el peligro y él. El objetivo es mantenerse a salvo y salir sin ninguna herida. Si se siente demasiado en peligro puede que llegue a atacar mordiendo a su amenaza. Por supuesto, se puede tratar de una amenaza canina, animal o hasta humana.

Un perro se está mostrando agresivo si tiene estos comportamientos:

·  Cuerpo muy tenso y inclinado hacia delante

·  Ladra o gruñe de forma constante. Si conoce a su perro, podrá interpretar sus diferentes ladridos ya que no todos tienen el mismo significado.

·  Enseña los dientes

·  Tiene el pelo de la columna vertebral encrespado y la cola enderezada

·  Tiene las orejas alzadas

Un perro se siente feliz

Un perro feliz se reconoce enseguida. Su felicidad es bastante contagiosa y es muy duro no conmocionarse. Hasta parece que sonríe cuando abre la boca. Si los demás comportamientos pueden ser difíciles de percibir, la felicidad en un perro no deja lugar a duda. Da saltos de alegría.

Un perro se siente feliz si tiene estos comportamientos:

·   Mueve la cola muy rápido y tiene la expresión facial relajada

·  Muestra los dientes, como si estuviese sonriendo

·  Mueve mucho todo su cuerpo

·  Se puede mostrar alborotado

·  Le pide que juegue con él y viene a pedir su atención

La cola del perro: clave de su comunicación

Se suele pensar que un perro que mueve la cola es un perro feliz y relajado. Pero, el movimiento de la cola del perro es un sistema mucho mas complejo. Las diferentes maneras de mover la cola indican sentimientos diferentes. Si logra entender esta parte, podrá entender su perro casi en su totalidad. Algunas razas como el carlino, tienen la cola rizada o muy corta, lo que hace que este análisis pueda variar un poco.

·  Un perro feliz moverá su cola muy rápido.

·  Un perro que se siente en peligro o sumiso, pondrá su cola entra las piernas.

·  Un perro con la cola alzada en el aire, indica que se siente estresado o cerca de alguna situación de peligro

·  Un perro que mueve la cola, ladra al mismo tiempo y tiene el resto del cuerpo tenso, es un perro a la defensiva listo para atacar.

Atención, no podemos partir del hecho de que el perro es una copia del hombre. Es decir, sus reacciones no son calculadas como las de un humano. Es por ello, que debemos intentar entender lo que trata de explicar nuestro perro, antes de reaccionar. Por ejemplo, un perro no buscará vengarse de su dueño adoptando un comportamiento destructivo durante su ausencia.

¿Sabe descifrar el lenguaje canino?

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.