Sabemos que los gatos se toman su tiempo para hacer su limpieza respectiva. Sin embargo, hay ciertas cosas que tu animal no puede hacer solo. Por tal motivo, el día de hoy te traemos cuatro consejos para limpiar a tu gato desde casa.

4 consejos para limpiar a tu gato en casa

Muchas veces pasa que tu gato se ensucia más de la cuenta y no logra hacerse la limpieza correctamente. Por lo tanto, es en ese momento cuando debes darle una ayuda cortándole las garras, limpiando sus orejas y cepillando su pelaje regularmente.

 

Córtale las garras 

Para comenzar, elije un momento en el que tu gato este tranquilo. Por ejemplo, luego de la comida o de una sesión de juegos. Colócalo en tus piernas y masajea sus patas una por una. 

 

Es importante que el gato asocie el corte de garras con un momento agradable. Nosotros siempre recomendamos, tratar de tener algunas golosinas a la mano. 

 

Una vez que tu gato se acostumbra a que le toques las patas, debes familiarizarlo al ruído que hace el cortauñas para gatos. Cuando tu felino se habitue a que le agarres las patas y al ruído del cortauñas, intenta cortar una o dos de sus garras hasta que tu gato lo tolere. También puedes envolverlo en una toalla. Esta técnica permitirá calmar a tu gato, además evitará que se escape o que te arañe. 

 

Atención: No cortes jamás la parte rosada de la garra, es una zona muy sensible para el animal  y puede ser verdaderamente dolorosa si la cortas. 

 

griffes

Cepillar el pelo de tu gato 

Un gato de pelo corto debe ser cepillado al menos una vez por semana con el objetivo de quitarle el pelo muerto. Pero si se trata de un gato de pelaje largo, entonces, deberás cepillarlo varias veces para evitar que el pelo muerto se acumule o se enrede.

 

Un cepillo de goma funciona de maravilla para los dos tipos de pelaje. Debes cepillar el pelo superficial, y luego desenredar el pelo de abajo con un peine. Elije el peine de tu preferencia pero que tenga dos partes, es decir; que los dientes del peine estén más juntos de un extremo y más separados del otro. Así, comenzarás la sesión de cepillado con la parte del peine donde están los dientes más separado y luego cambias al otro extremo.

 

Los enrededos deben ser cortados por un peluquero profesional, ya que la piel del gato es muy delicada y se puede lastimar.

 

Limpiar a tu gato: la hora del baño

Algunas veces, es necesario darle un baño a tu gato. Por eso, es aconsejable acostumbrarlo al agua desde muy temprano. No sientas pánico. Si tu gato siente que estás nervioso, más estresado se pondrá. 

 

Para limpiar a tu gato en casa, deberás estar equipado de ciertos instrumentos. Comienza por poner una alfombra de goma en la ducha o en la bañera para que tu gato se sienta más a gusto. Te aconsejamos tener una taza para enjuagar a tu gato. 

 

Evitando los ojos, las orejas y la naríz, humedece a tu gato con la ayuda de una taza. Aplica el champú haciendo bastante espuma, luego enjuaga correctamente. Se debe enjuagar con abundante agua para evitar irritaciones en la piel del animal. 

 

Una vez que has lavado bien a tu gato, sécalo con una toalla. Si tolera el secador de pelo, úsalo en el nivel menos caliente.

Asea su cara

Las toallitas húmedas son una excelente manera de limpiar la cara y las orejas de tu gato. Asegúrate de no limpiar muy adentro de la oreja del felino. 

 

Con un poco de paciencia (y golosinas), la limpieza puede convertirse en un momento de complicidad entre tú y tu gato.  Además, es un buen momento para cerciorarte que tu mascota no tenga ningún problema de salud. 

 

Fuente : Iheartcats

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.

Artículos recomendados

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando por esta página, aceptas nuestro uso de cookies y nuestra política de confidencialidad. Más información

Ok