Para los perros, vomitar es un mecanismo de defensa natural y bastante habitual. Sólo en casos concretos hay motivo para la preocupación.

Los perros vomitan mucho. Y eso es un hecho. Pero es muy normal escuchar a padres primerizos hablar sobre lo preocupados que están porque su cachorro de 8 meses ha estado vomitando. Y lo más seguro es que se deba por el atracón de comida de anoche.

Cerca del 90% de las consultas en centros veterinarios son por vómitos. Es normal asustarse porque los vómitos lo asociamos rápidamente a un problema de salud. Pero hay que saber que los perros son profesionales natos en engullir la comida. Y eso se debe a su instinto, ya que sienten que deben almacenar comida en su estómago para tener energía por si hay escasez.

Los vómitos como mecanismo de defensa

Tenemos que tener claro otro hecho: los perros tienen mucha más facilidad para vomitar que nosotros.Es un mecanismo de defensa para compensar su nula capacidad para distinguir qué pueden llevarse a la boca y qué no. O sea, que otra causa de estos vómitos extraños es la ingestión de cualquier cosa que no sea alimento. Esto es más frecuente en los cachorros.

Para ellos, un trozo de ladrillo es comestible mientras nadie les demuestre lo contrario. Y, si tienen dudas, la única manera que tienen de resolverlas es comérselo. Solo su organismo decidirá más tarde lo que deben digerir y lo que deben expulsar mediante el vómito. De ahí que lo de vomitar, para ellos, sea una tarea facilísima.

Otras razones por las que vomitan

A veces verás a tu perro intentando vomitar para luego expulsar un alimento intacto, sin digerir. En realidad no estaba vomitando sino haciendo algo con un nombre más complicado: regurgitar. Lo hacen cuando una comida se queda bloqueada en el esófago y no consigue llegar al estómago.

Si tu perro vomita por cualquiera de estas razones y se queda tan tranquilo, no suele haber motivo para preocuparse. Sin embargo, sí hay señales que deben alarmarnos y por las que debemos acudir rápidamente a un veterinario. Si la frecuencia de los vómitos es muy alta, o si el color y el tipo de vómito es oscuro o rojo, si tu perro es muy mayor y tiene una salud delicada, si está decaído o sin apetito, o si también tiene diarrea o fiebre, puede ser un problema más serio de salud.

En cualquier caso, más vale prevenir que lamentar, si tu encantadora mascota vomita y no sabes a qué se debe, acude a un profesional.

¿Ha sufrido tu perro vómitos frecuentes? Cuéntanos qué hiciste

Fuente: PetsLoverIn

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.