“Cuando empieza la música, no hace más que pedir besos y caricias mientras toco, y también ha llegado a quedarse dormido en mi regazo mientras le toco el piano o la guitarra”.

Franky es un pit bull de 9 años con una actividad única y favorita. Adora tranquilizarse con la música de su papá humano tan talentoso, Luke Westerman, de Columbus, Ohio.

música

“Franky siempre ha amado cuando le canto o toco un instrumento”, comentó Westerman. “Lleva haciendo lo mismo desde que era un cachorro. Simplemente se entra en una profunda relajación mientras disfruta de la música”.

Westerman, que toca la guitarra y el piano, dijo que Franky siempre se siente lo más cerca posible de él mientras toca un instrumento. E incluso ha llegado a tumbarse en su regazo. “No hace más que pedir besos y caricias mientras toco”, dijo Westerman.

música

Sin embargo, la vida tan acogedora de Franky podría haber resultado muy distinta. Antes de ser rescatado a los pocos meses de edad, Franky vivía en Nueva Orleans, Luisiana, cuando el huracán Gustav azotó en 2008. Westerman y su esposa, Alisha, habían decidido recientemente que estaban listos para adoptar su primer perro. Es por ello por lo que empezaron a buscar sitios web de adopción en Nueva Orleans.

música

“Después del huracán Katrina y toda la devastación que conllevó, incluidos perros, sabíamos que queríamos rescatar a un perro de esa zona antes de que ocurriera otra catástrofe y hubiera más víctimas”, dijo Westerman. “Una vez vimos la foto de Franky supimos que iba a ser él. Así que, voló desde Nueva Orleans hasta Columbus, decisión que tomamos debido a que el tiempo era esencial en aquellos momentos”.

Ahora, Franky pasa tiempo con su familia y su otro pit bull rescatado, Dino, entre Columbus y su granja a las afueras de la ciudad. “Franky y Dino sin duda van a donde nosotros vayamos”, dice Westerman. “Les gusta mucho más estar en la granja que en la ciudad, igual que a mí”.

música

La música forma gran parte de la vida de Franky, incluso cuando su papá no está tocando ningún instrumento. “Siempre le ha gustado la música”, dijo Westerman. “De hecho, tenemos listas de reproducción específicas para la siesta de los chicos (desde Debussy hasta Dave Matthews) o jugamos con juguetes (desde la ópera hasta Daft Punk)”.

Por ejemplo, a los perros les encanta jugar con la melodía “Ride of the Valkyries” de Wagner. No importa si están en un sueño profundo – cuando esa canción comienza a sonar, pegan un salto y corren hacia su sala de juegos y agarran una pelota o un juguete”, comenta Westerman.

Sin embargo, Franky no es el único al que le gusta la música de su papá humano. Dino, de 7 años, sufre ansiedad y la música le beneficia bastante. “Cuando canto y toco música realmente se relaja y se tranquiliza – por eso intento hacerlo regularmente. Son una audiencia fantástica”.

A parte de escuchar música, uno de los hobbies de Franky es hacer amigos. “Para Franky nadie es un desconocido. Se alegra muchísimo cuando interactúa con las personas. Le encanta conocer gente nueva y siempre consigue alegrar sus días. Este rasgo es muy común en pit bulls.”

música

“Cuando viene gente a casa de visita, Franky inmediatamente coge una pelota para que jueguen con él”.

música

Otra de las cosas que más le gusta hacer es ir a por un helado…

música

Franky está agradeciendo el gesto que tuvo su papá humano de muchísimas formas. Westerman es un destacado activista por los derechos de los animales, especialmente de los pit bull, y ha fundado, cofundado y trabajado en decenas de organizaciones por el bienestar animal – incluyendo Ohioans Against Breed Discrimination, Columbus Pets Alive y Humane Coalition of Ohio. Trabaja para poner final a la legislación específica de la raza en Ohio, como también para la lucha contra las granjas de cachorros y por la defensa de los perros que están sin hogar o en situación abusivas.

Recientemente, Westerman y su esposa Alisha comenzaron a vender camisetas con lemas educativos inspirados en el rescate de animales a través de su nueva compañía, Animal People, que dona una gran parte de sus ganancias a las labores de rescate de animales.

música

“Franky empezó todo esto. Él es un héroe, y le debo toda mi pasión y convicción hacia los animales que necesitan ayuda”, explica Westerman.

“Cuando adoptamos a Franky, Alisha y yo nos dimos cuenta de cuanta discriminación sufre esta raza de perro. Él era una bolita de pelo, cariñoso y precioso, pero algunas personas siguen haciendo comentarios acerca de los pit bull. Nuestra misión se ha convertido en educar a todos con los entremos en contacto para que aprendan y vean la verdad sobre esta raza tan incomprendida pero absolutamente increíble”.

música

Sobre todo, a Franky le gusta estar cerca de su papá. “Cada día es el día más feliz de la vida de Franky. Realmente sabe cómo vivir. Vive el presente y es un eterno optimista con un entusiasmo contagioso por la vida. Simplemente no puedo imaginar mi vida sin él. Definitivamente es mi alma gemela” dice Westerman.

¿A tu perro también le gusta la música?

Fuente: The Dodo

Imágenes: Luke & Alisha Westerman

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.