Hoy te traemos algunos consejos para lavar correctamente a tu perro. Porque cuando vuelve sucio, seguro que quieres darle un bañito.

Los cepillados son indispensables

Lo primero que debes hacer es cepillar a tu mascota para retirar los pelos muertos, desenredarlos y retirar la máxima suciedad posible. Debes llevar a cabo este paso con ahínco antes de pasarlo a la ducha.

El método para lavar a tu perro correctamente

Empieza poniendo un trocito de algodón en sus orejas para protegerlas. Las orejas son muy sensibles, por lo que si les entra agua, causará dolor a tu amigo canino.

Regula el chorro de agua, la cual debe estar templada. Llena la bañera completamente y coloca una alfombrilla antideslizante. Es muy útil, ya que de lo contrario tu perro se puede resbalar fácilmente y hacerse daño.

Mójalo completamente, y luego lávalo con un champú especial con pH neutro. Utilizar el champú adecuado diseñado especialmente para perros es muy importante. Puedes encontrar este tipo de champú en el veterinario.

No debes utilizar un champú diseñado para personas, ni siquiera para bebés, ya que los perros tienen la piel mucho más sensible que nosotros y no lo soportarían.

No utilices demasiado champú, ya que este podría dañar la capa hidrófuga de tu perro, la cual le ayuda a secarse rápidamente. No olvides frotarle bien las patas, ya que suelen ser las que más se ensucian. Enjuágalas bien y tómate tu tiempo.

Tras esto, seca a tu canino con una servilleta templada y un secador de pelo (con un caudal de aire ni muy fuerte ni muy caliente), para que no le de frío al salir.

No fuerces a tu mascota si es la primera vez que toma un baño: déjalo que se acostumbre al agua y a ese nuevo entorno. No dudes en hablarle y en darle una recompensa si se porta bien y está tranquilo. Ante todo, intenta no asustarlo, este debe ser un momento de complicidad entre vosotros.

También existe la opción de lavarlo con un guante húmedo: funciona igual de bien y resulta más práctico si tu perro está asustado.

Frecuencia de lavado

Como sabes, la piel de tu perro es muy sensible y sus pelos están recubiertos de una capa hidrófuga que hace que su pelaje sea impermeable. Esta capa necesita casi tres semanas para volver a formarse completamente, por lo que no es aconsejable lavar a los perros más de una vez al mes. Si lo haces muy a menudo, tu perro podría desarrollar una sensibilidad, así como molestias a nivel de la piel, la cual se volverá débil y seca. Por ello, si tu perro tiene tan solo un poquito de tierra entre las patas, un simple aclarado será más que suficiente, no necesitas utilizar champú.

Y tú, ¿tienes alguna astucia para lavar a tu perro?

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.