3 técnicas de relajación para perros

Por el 21-07-2017 a las 13:13

Un perro puede llegar a estar sometido a mucho estrés sin nosotros darnos cuenta. Es por eso que existen muchas técnicas de relajación que podemos utilizar para tranquilizar a nuestro perro.

 

Te vamos a explicar tres técnicas de relajación que pueden ser empleadas como un extra en una terapia de modificación de conducta, como una herramienta para mejorar determinadas situaciones o bien para hacerle disfrutar de un momento de calma juntos.

 

relajación

Musicoterapia

Consiste en utilizar la música para lograr un estado de relajación. Esta técnica mejora la calidad de vida del paciente y le estimula mentalmente.

 

Para trabajar la musicoterapia con tu perro sigue estos pasos:

  1. Descubre cuál es la música favorita de tu can. 
  2. Pon la música elegida en su lugar de descanso habitual y espera a que el perro se tumbe de forma natural.
  3. No le obligues a tumbarse o a colocarse en algún lugar concreto. No utilices la obediencia, debe hacerlo por sí mismo.
  4. Una vez tumbado, refuérzalo con un muy bien bajito o con caricias suaves.
  5. Realiza sesiones diarias, de unos 5 minutos de duración, por ejemplo antes de ir a dormir. Intenta utilizar la música en otras circunstancias, para que no la asocie a un momento del día concreto.
  6. Sabrás que el perro ha asociado la música con la relajación cuando, con solo ponerla, él se tumbe y se empiece a relajar.

 

Una vez se muestre tranquilo con la música puedes utilizar esta técnica para que las horas que pasa solo en casa sean más llevaderas. También le ayudará a mejorar su bienestar y a canalizar los niveles de ansiedad.

 

El ejercicio de la manta

Se trata de un ejercicio muy útil para complementar algunas terapias, como para la ansiedad por separación, la protección de recursos, el miedo, el nerviosismo o la excitabilidad.

 

Te contamos paso a paso cómo realizar este ejercicio:

  1. Hazte con una manta o tela que tu perro no haya visto nunca.
  2. Sitúa la manta en algún lugar amplio y conocido, como el comedor de tu casa.
  3. Llama a tu perro para que se acerque a la manta con un suave ven. Nunca le obligues o le fuerces, el perro debe acercarse por voluntad propia.
  4. Una vez el perro se sitúe encima de la manta acarícialo y empieza a masajearle de forma calmada por todo el cuerpo. Si empieza a jugar ignórale durante unos segundos, hasta que se le pase, y vuelve a realizar caricias y masajes.
  5. Realiza sesiones cortas, de unos 5 minutos. Pasado ese tiempo retiraremos la manta y la guardaremos.
  6. Sabremos que el perro ha asociado la manta con la relajación cuando, solo con sacarla, el perro se tumbe encima de ella y se relaje.

 

Una vez el perro haya asociado la manta con los masajes y la relajación, puedes empezar a utilizar esta herramienta en otros lugares y circunstancias. Por ejemplo, si le llevas a un lugar nuevo, al veterinario o cuando desees que esté tranquilo en un lugar. La simple presencia de la manta ayudará al perro a gestionar su nerviosismo, algo muy positivo y deseable.

 

relajación

Doga

Actualmente existen distintas técnicas de yoga, como el acroyoga o el yoga para perros, más conocido como doga. Consiste en practicar esta disciplina junto a tu perro. Resulta ser es una experiencia distinta para cada persona que lo practica.

 

Está indicado para personas que disfrutan realizando yoga y tengan cierta habilidad, por lo que pueden incorporar a su perro en sus actividades diarias. Además de mejorar el estado de ánimo del perro, el doga mejora nuestro vínculo con él y nos ayuda a trabajar el nerviosismo y la excitación.

 

Puedes encontrar sesiones de doga en diferentes locales de tu ciudad. Y sino, también puedes formarte mirando vídeos de YouTube, por ejemplo. Solo necesitarás incluir a tu perro en las diferentes posturas que suelas practicar.

 

¿Has probado ya alguna de estas técnicas?

Fuente: Experto Animal 

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.

Artículos recomendados

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando por esta página, aceptas nuestro uso de cookies y nuestra política de confidencialidad. Más información

Ok