Eres un enamorado de la ciudad y te desvives por los comercios cercanos habituales, la rapidez de los transportes públicos y tu bonito dúplex en la tercera planta de ese edificio antiguo sin balcón…

 

Pero por otro lado está Félix, tu gatito al que adoras, y te preguntas si puedes conciliar estas dos pasiones. Vivir en un espacio limitado puede tener repercusiones en la salud, el peso y el aspecto general de tu gato. Te damos algunos consejos para hacer que vuestra vida en común sea agradable.

 

Un apartamento protegido 

A partir del momento en el que un gato empieza a formar parte de tu vida, tu casa se convierte en su territorio, y cada rincón se vuelve un lugar potencialmente peligroso si no tomas las precauciones necesarias.

  • Protege las ventanas si las quieres abrir siempre que te apetezca. Si vives en un bajo, tu gato puede escaparse y tener que enfrentarse a los peligros del tráfico. Si vives en un décimo, podría sufrir una caída que podría ser letal... 
  • Ten cuidado de no dejar fácil acceso a los puntos de agua que suponen un riesgo de ahogamiento como los baños, la lavadora, los acuarios...
  • Hazle la cruz a las plantas tóxicas, como el amaryllis, la azalea, el ciclamen, el pascuero, el ficus, la hortensia, el iris, el jazmín, el junquillo, la adelfa o la azucena.
  • Limita los peligros de roturas evitando colocar objetos en las partes superiores de los muebles si estos son inestables.
  • No dejes a su alcance productos domésticos y medicamentos, así evitarás intoxicaciones.
  • No permitas que tu gato juegue con cordeles, ya que podría tragárselos o estrangularse. 

Algunos sacrificios 

Optimizar el espacio para tu gato exige algunas modificaciones que no pegarán necesariamente con la decoración o la disposición de los muebles:

  • Estanterías de libre acceso para que satisfaga sus necesidades de escalada. 
  • Un árbol para gatos para que no arañe el sofá.
  • Un «punto de mira» desde donde pueda observar el exterior para despertar sus sentidos.
  • La adopción de una segunda mascota podría verse como un sacrificio, pero tu gato estará muy contento. La presencia de un compañero de juegos será mucho más útil que cualquier otro dispositivo para animales.

Una higiene irreprochable

  • Una alimentación adaptada a la vida de interior prevendrá la obesidad de tu minino. Coloca su cuenco lejos de su arenero para que pueda diferenciar los dos espacios y su utilidad. 
  • Esterilización y vacunas: tanto si tu gato vive en el exterior como en el interior, tiene que estar vacunado, ya que un apartamento no está más desinfectado que una casa en el campo. La esterilización también es muy importante, a no ser que seas un amante del olor a orina, los arañazos y los maullidos de tu gato.
  • Aseo y hierba para gato: en los gatos que viven en un apartamento, la temperatura y la iluminación casi constantes provocan una muda habitual que no va por temporadas, a diferencia de los gatos que viven en el exterior. Por ello, el gato de interior pasa de media más tiempo aseándose (30 % de su tiempo), dando como resultado bolas de pelo provocadas por la acumulación de estas en el sistema digestivo. La hierba para gato permitirá a tu mascota purgarse habitualmente y mantener un equilibrio digestivo.

La importancia del juego

Un gato de interior, que es por lo general más pasivo, necesita gastar energía para librarse del sobrepeso y de la depresión, pero sobre todo para evitar el aburrimiento. Si no tienes tiempo que consagrarle, es mejor que no adoptes un gato.

 

  • Dedica unos minutos al día a una sesión de juego. Esto le permitirá hacer ejercicio.
  • Invierte en juguetes que le permitan divertirse solo durante tu ausencia o utiliza el método DIY (fabrícalo tú mismo).
  • Estimula su instinto de cazador escondiendo la comida en algunos rincones del apartamento.
  • Recicla: todos sabemos que los gatos prefieren distraerse con cualquier objeto de la vida cotidiana antes que con el ratoncito motorizado con plumas por el que has pagado 10 € solo para él.

Después de esto, ya estás listo/a para acoger a un gato en tu apartamento.

 

Y tú, ¿qué piensas de la vida de los gatos de interior? ¿Te gustaría añadir algo?

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando por esta página, aceptas nuestro uso de cookies y nuestra política de confidencialidad. Más información

Ok