Antes de comenzar: si tu perro luce enfermedo o herido, probablemente lo esté. Es importante recordar que el instinto canino evita mostrar debilidad. Así que hay grandes posibilidades de que necesite un veterinario. Fingir una enfermedad quiere decir que, algunos perros astutos encuentran subterfugios para recibir más atención y afecto de parte de sus dueños. Por ejemplo, un perro podrá toser o fingirá estar mal de una pata.

¿Los perros pueden fingir una enfermedad o una herida?

La teoría de los perros que « fingen » una enfermedad o una herida para llamar la atención no es solamente sostenida por los dueños, sino también por algunos veterinarios. De este modo, Dr Richard Pitcairn autor de« Natural Health for Dogs and Cats », indica que esta simulación tiene su origen en un verdadero problema de salud anterior. El dueño le da los respectivos cuidados, lo que motiva al perro a comportarse de esa manera, incluso si este ya se siente mejor.

Por ejemplo, cuando tose y te acercas a acariciarlo y a reconfortarlo… rápidamente el perro comprende que cada vez que tose, el obtiene lo que desea: tu atención.

Así como ocurre cuando aprende a sentarse y luego obtiene una golosina, tu mascota se da cuenta de que puede recibir afecto fingiendo algún síntoma. Como resultado, continuará tosiendo incluso cuando ya se sienta bien. Bastante astuto ¿no?

¿Cómo saber si un perro está de verdad enfermo o si sólo aparenta estarlo ?

Los perros no pueden simular la mayoría de los síntomas como la fiebre, las irritaciones y la diarrea. La mayoría de los síntomas que pueden simular son: toser, estornudar, moquear o rascarse. Es decir, los síntomas que puede controlar.

Si tu perro presenta síntomas de enfermedad o de herida, dale el beneficio de la duda y consulta a un veterinario. Algunas veces, si el veterinario no encuentra una explicación médica clara, puede que tu animal esté fingiendo.

Si ha estado enfermo o lastimado recientemente, tu perro puede sufrír recaídas antes de curarse completamente. Sin embargo, si el veterinario no puede encontrar una causa, probablemente lo este aparentando.

Debes distinguir si tu perro astuto en realidad está finginedo una enfermedad. Trata de ignorarlo brevemente para ver si los síntomas reaparecen repentinamente.  Si es el caso, reflexiona sobre cuales pueden ser los motivos. ¿Un día largo esperando a que regresaras? ¿Una persona o un animal que desvía tu atención hacia él?

Finalmente, si tu perro finge es porque realmente necesita atención. Trata de pasearlo y jugar con él todos los días, de esta forma, tu mascota comprenderá que lo amas y entenderá que es una prioridad en tu vida.

Fuente : Iheartdogs

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.