Este gato esperó mucho tiempo en el refugio, hasta que encontró a la mejor dueña que podía tener.

Otitis

Este es Otitis, un gato al que tuvieron que extirparle las orejas debido a unos quistes que le salieron en el conducto auditivo. Tras esto, Otitis se quedó sordo. Sus dueños se deshicieron de él, y debido a que estaba viejo y a su discapacidad, todos pensaban que acabaría muriendo en un refugio.

otitis

Una adopción inesperada

Sin embargo, Molly Lichtenwalner, una estudiante de posgrado, lo conoció y tuvo un flechazo. En cuanto lo vio, se dijo que tenía que adoptarlo, ya que tenía experiencia en la convivencia con otros gatos con problemas. Molly tenía el presentimiento de que le cambiaría la vida.

Una nueva vida

Para Molly, Otitis ha representado un gran cambio en su vida. Molly sufre de ansiedad debido a un accidente que tuvo en el pasado. Gracias a Otitis, ella ha podido recuperarse completamente, ya que su minino la tranquiliza y sabe como cuidar de ella. Para ella, nada la tranquiliza más que acariciar un gatito. Molly necesitaba mucho cariño y el felino siempre está dispuesto a darlo en reconocimiento a su adopción.

molly y otitis

Ahora son inseparables, y Molly afirma que es Otitis el que la ha salvado a ella, y no al contrario. Otitis tiene 9 años, pero sigue siendo curioso como el primer día. Lo mejor de todo es que saben que siempre pueden contar el uno con el otro.

Si queréis ver foto de su día a día, podéis visitar su cuenta de Instagram.

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.