La castración garantiza al perro una mejor salud y un estado de ánimo más apacible.

Según los veterinarios, la castración ayuda a los perros a esquivar ciertos problemas de salud. Si tu perro no va a reproducirse, lo mejor será castrarlo.

Castrar a un perro

Esta operación quirúrgica consiste en retirar los dos testículos del perro para cesar la segregación de testosterona y la producción de espermatozoides.

Esta operación se realiza en los perros macho que no son sementales para que dejen de sentir el deseo de copular con una hembra.

Es preferible castrar a un perro antes de su pubertad:

  • Para los perros de tamaño grande, se recomienda efectuar la operación entre los 8 y 10 meses de vida.
  • Para los perros de tamaño pequeño, es preferible realizar la operación entre el sexto y octavo mes de vida.

Por qué castrar a un perro

La castración tiene numerosos beneficios en la salud de los perros, pero también en su comportamiento.

Los beneficios de la castración del perro en la salud

La castración tiene como objetivo disminuir la evolución de las enfermedades, en especial:

  • Tumores testiculares: los tumores testiculares aparecen frecuentemente en los machos viejos no castrados. Si tu perro padece cáncer, haz que lo operen a la más pronta edad posible. Un perro joven se recupera más rápidamente de una operación quirúrgica.
  • Tumores y abscesos de la próstata: es frecuente ver a machos no castrados tener quistes, tumores perineales, hernias perineales, así como abscesos a la altura de la próstata.
  • Hipertrofia benigna: esta enfermedad es una de las más frecuentes en los perros, afectando a más del 50 % de los perros de más de 6 años. Esta restrictiva enfermedad puede presentar problemas urinarios, de defecación o dolores en los órganos relacionados con la próstata.

Los beneficios de la castración del perro en el comportamiento

Tras la castración, los perros se ponen menos nerviosos al ver a una hembra. Cambiará su comportamiento cuando esté en celo y no volverá a tener un comportamiento de macho reproductor.

La operación permite calmar a un perro sobreexcitado o agresivo. La reducción de la testosterona puede mejorar considerablemente su comportamiento.

Tu perro tendrá una fuerte bajada de hormonas, lo que también permitirá limitar los riesgos de fuga, que se hace más importante durante los periodos de celo. Su comportamiento cambia: no obedecen a las órdenes y se meten en peleas. Tras la ablación de testículos, estos comportamientos se dispersan y dejan paso a un perro no irritable durante el celo.

Sin embargo, existe el riesgo de que tu perro suba de peso. Presta atención a su alimentación durante los meses postoperatorios. Para paliar esta subida de peso, juega con él para que haga ejercicio físico. Si gana bastante peso, informa de esto a tu veterinario, que vigilará a tu perro para evitar que la operación acarree un problema cardiaco o diabetes.

La castración quirúrgica o química

Las características de la castración quirúrgica

Si optas por la castración quirúrgica, se le realizará un análisis sanguíneo y un examen cardíaco en un primer tiempo para garantizar la buena salud de tu mascota. El tamaño del perro, la raza, la edad y el peso se tomarán en cuenta a la hora de definir la cantidad de anestesia que le será administrada. Se dormirá al perro con anestesia general y recibirá una sola incisión en la parte trasera de su pene con el fin de extraer los testículos. Se realizará una sutura con hilos, que se retirarán 15 días después de la operación.

Las características de la castración química

También tienes la posibilidad de castrar a tu perro de manera provisional gracias a la castración química, que consiste en inyectar sustancias hormonales. Tu perro recibirá un implante que liberará hormonas con el fin de inhibir la producción de testosterona.

La eficacia de esta técnica dura únicamente poco tiempo: de 6 a 12 meses. Tras este periodo, tu perro volverá a tener sus funciones de reproductor.

El precio de la castración

El precio puede variar según la ciudad, el veterinario, el tamaño y la raza del perro. Sin embargo, suele situarse entre los 100 y 150 euros.

2 Comentarios

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.

    Ardelia V Es muy interesante y aclara .muchas de mis dudas, gracias por compartir