El paseo es una etapa importante en la educación de tu perro, pero ¿cómo se le debe pasear? ¿Qué es lo que no se debe hacer?

La mayoría de los perros suelen portarse mal o hacer travesuras porque se aburren y se sienten solos. Esto se debe, principalmente, a una falta de estimulación o a una educación inadaptada cuando son cachorros.

Si les aportas una dosis de ejercicio diario, evitarás más de un problema. Si eres propietario de un perro demasiado alborozado durante los paseos, aquí tienes la receta imparable para que estas salidas sean un momento de placer y complicidad para ti y tu mascota.

Los indispensables durante los paseos

Un collar adaptado a tu perro

Cuando pasees a tu perro, díselo poniéndole el collar. Con el paso del tiempo, tu compañero de cuatro patas asociará el collar a su paseo.

Debes elegir un collar resistente y adaptado a la morfología de tu perro. Para elegir el tamaño adecuado, mide el contorno del cuello de tu perro y añade 5 cm a la cifra obtenida. Cuando tu perro lleve el collar puesto, debes ser capaz de pasar dos dedos entre su cuello y el collar.

Asegúrate de que el collar tampoco esté demasiado flojo o caído, tu perro no debe poder quitárselo solo.

Evidentemente, el collar no debe herir a tu perro. Algunas personas aconsejan elegir un collar estrangulador para ciertas razas de perro, pero estos collares pueden ser devastadores para el comportamiento de tu compañero.

La mejor solución es el arnés, ya que no les incomoda y los sostiene bien.

Promenade de deux chiens

Golosinas

Llévate unas golosinas durante los paseos, te ayudarán en la educación de tu perro. Elige las que tengan una composición apropiada, pero que le guste a tu can. Estas golosinas se van a comer con frecuencia, por lo que debes evitar las que sean muy calóricas.

Recompensa a tu peludo con una de estas golosinas cuando le enseñes un nuevo comportamiento. Dale un golosina cada vez que se porte bien.

Consejo: intenta tener todo lo que necesitas a mano para que el paseo sea tranquilo y organizado.

Un juguete

No dudes en utilizar uno de sus juguetes para variar el paseo y hacerlo más interesante, sobre todo si planeas pararte en un lugar tranquilo, como un parque o la playa. Tómate el tiempo de jugar con tu compañero, estará encantado de compartir este momento contigo.

Bolsitas de plástico

Los paseos también son necesarios para que tu perro haga sus necesidades. Por ello, no olvides llevarte unas bolsitas de plástico para recoger los excrementos.

Las reglas que debes seguir durante el paseo

Mantén la misma postura

Cuando le enseñes el paseo a tu perro, debes ser constante en tus gestos y hábitos. El periodo de aprendizaje de caminata con correa puede ser largo, ya que tener tal comportamiento no es algo que los perros lleven en los genes.

Para que el aprendizaje sea más fácil, adopta el mismo comportamiento con tu peludo y recompénsalo cada vez que se porte bien.

Sé coherente con las órdenes

Esto es válido para todas las órdenes. Cuando quieras que tu perro ejecute una acción, sé breve y háblale de manera distinta para que lo entienda.

No olvides que debes ser coherente en la educación de tu perro. Utiliza siempre las mismas palabras para darle una orden y recompénsalo únicamente cuando se porte bien. No recompenses una acción por la que más tarde le vas a regañar. Tu perro estará un poco perdido y no entenderá lo que debe hacer. Fija unas reglas desde el principio y síguelas.

No te pierdas: ¿Cómo educo a mi perro de manera positiva?

Cuando haga algo que no te guste, ignóralo. No le riñas ni le des mimos. De esta forma, comprenderá que cuando hace algo bueno tendrá su golosina preferida, por lo que intentará portarse bien lo mejor posible para obtener su recompensa.

Sé positivo

Evita mostrarte de mal humor cuando pasees con tu perro. Este ratito debe ser positivo para tu perro, y si tú estás irritado, tu gato no entenderá lo que ocurre.

No dudes en utilizar un clicker, que es una buena herramienta de educación positiva para recompensar a tu perro cuando obedezca.

Lo que no debes hacer

  • Dejar que tu perro camine delante de ti. En cuanto tire demasiado de la correa, dale un par de sacudidas en la correa pero sin tirar de tu perro hacia ti.
  • No tener el control de tu perro. Si tu perro no sabe caminar tranquilamente, considera la idea de sustituir su collar por un arnés o por un collar antitirada tipo «halti».
  • Hacer largos paseos sin pararte. El objetivo no es dejar a tu perro extasiado, ya sea por un exceso de ejercicio o por el calor (los perros no soportan el esfuerzo cuando hace mucho calor debido a su pelaje).

Consejos y astucias durante el paseo

No dejes que tu perro te dirija. Eres tú el que pasea a tu perro, y no al contrario. Para que lo entienda, haz que tu perro se siente cuando le pongas la correa para mostrarle que eres tú el que decide cómo se va a desarrollar el paseo. Durante la salida y de manera general, no dejes pasar ningún mal comportamiento. No olvides que no debes dejarlo pasar por la puerta antes que tú (haz que se siente y espere unos segundos, mientras que tú sales primero).

Si tu perro pasa antes que tú y empieza a «tensar» la correa, no esperes y camina en dirección contraria. Con el tiempo, tu perro comprenderá que debe estar pendiente de ti para saber en qué dirección debe ir y caminará más cerca de ti.

Cuando volváis a casa, dale un bol de agua fresca.

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.