Hoy te traemos una guía para descubrir todo sobre los collares para perro y elegir el mejor para el tuyo.

Funciones del collar

¿Atar la correa? ¿Identificar al perro? ¿Para qué sirve un collar exactamente? La primera función (y la más evidente) es la de indicar que no es un animal callejero. Al añadir una medalla o chapa de identificación, el collar también permite identificar al animal y prever una posible fuga. Además, el collar es un accesorio de educación canina: asociado a la correa, permite enseñar al animal a caminar correctamente. Para acabar, la última función del collar (y la cual es la menos conocida), le indica al perro que forma parte de la manada de su dueño y está dominado por él. Por todas estas razones, es importante que tu perro lleve un collar desde la más pronta edad. Existen collares que se adaptan a los cachorros, pero debes saber que tendrás que cambiar el collar conforme tu perro vaya creciendo.

¿Cómo elegir el collar para mi perro?

Una vez que tu perro haya alcanzado su tamaño de adulto, podrás elegir un collar definitivo.

Collar de nailon

Práctico, abordable y sólido. Un collar de nailon se adapta tanto a un perro adulto como a un cachorro. Tiene la ventaja de ser resistente a la humedad y al desgaste. Para una comodidad aún mayor para tu mascota, puedes elegir un modelo relleno de espuma. En lo que concierne al cierre, te recomendamos que optes por una hebilla de metal de tipo «cinturón» mejor que un clip de plástico, que es menos estable y por lo tanto, menos fiable. Encontrarás desde los modelos más sobrios hasta los más fantasiosos, algunos incluso se pueden personalizar.

collar de nailon

Collar de cuero

Gracias a su estética, muchos propietarios de perro eligen collares de cuero. Para sacar partido de la firmeza legendaria del cuero, deberás optar por un collar de buena calidad, de cuero de búfalo, al ser posible. El estado de un collar de cuero de mala calidad podría degradarse debido a la humedad, y resquebrajarse enormemente. Además, algunos perros son alérgicos al cuero, lo que podría desencadenar picores y quemaduras.

collar de cuero

Collar de fantasía

Los dueños de perros pequeñitos suelen apreciar este tipo de collar. Son más pesados que los collares de nailon, y por lo general, menos resistentes y más caros. Sin embargo, algunas marcas proponen collares sólidos, prácticos y bonitos asociando comodidad de materiales (nailon o cuero) y estética.

collar de fantasía

Collar de pinchos

Este tipo de collar de adiestramiento utiliza el miedo y el dolor para que el animal obedezca. Un poco anticuado, este collar collar de pinchos para adiestramiento

Collar antiladridos

Mediante un spray o una descarga eléctrica, estos collares intentan frenar los ladridos de un perro que no ha recibido la educación necesaria o que es muy sensible. Aunque se supone que son indoloros, estos collares están desaconsejados por las mismas razones que los collares de pinchos.

collar antiladridos

Collar estrangulador

A menudo utilizado con perros grandes y pesados, el collar estrangulador o semiestrangulador permite presionar y hacer fuerza alrededor del cuello del animal que tire mucho de la correa. Al igual que los dos collares anteriores, el collar estrangulador está anticuado y no se corresponde con los métodos de adiestramiento actuales, los cuales excluyen el castigo.

collar estrangulador

Para acabar, queremos recalcar que desaconsejamos vivamente los tres últimos modelos.

Fuentes: toutsurleschien.com, zooplus.fr, accessoire-chien.fr

Crédito de la foto: Thinkstock

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.