La zooterapia: terapia asistida con animales

Por el 09-06-2016 a las 09:09

En la zooterapia, cada animal colabora con su granito de arena. Desde el gato hasta el delfín pasando por el caballo, esta disciplina nos muestra que los animales son capaces de aportar grandes beneficios.

¿Qué es la zooterapia?

La zooterapia, o terapia asistida con animales (TAA), es un programa estructurado de intervenciones o cuidados que un terapeuta proporciona a su paciente con la ayuda o en presencia de un animal. Aspira a mantener o mejorar la salud de las personas que sufren problemas, tanto físicos como cognitivos, psicológicos o sociales.

No se debe confundir con la actividad asistida con animales (AAA), que está destinada a motivar, divertir o educar a personas, y que no tiene un objetivo terapéutico aunque siga siendo beneficioso para la salud.

Sin embargo, el título de zooterapeuta no está protegido ni reconocido legalmente, por lo que distinguir a un zooterapeuta de otro tipo de interviniente en actividades asistidas con animales puede resultar difícil.

¿Cómo funciona?

Según diferentes estudios, el poder terapéutico de la zooterapia se basa en la relación entre las personas y los animales, que permite incrementar la autoestima y satisfacer una parte de las necesidades psicológicas y emocionales como, por ejemplo, sentirse amado incondicionalmente, disminuir el estrés o sentirse útil.

 

Se considera que la presencia de animales es un factor importante en la reducción del estrés, un apoyo moral para superar un momento difícil (como un fallecimiento), así como un medio facilitador para salir del aislamiento personal y de comunicar las emociones gracias a la simpatía que nos produce de manera espontánea. La presencia de un animal tiene un efecto catalizador que puede contribuir a modificar el comportamiento del individuo.

El perro es el animal con el que más se trabaja gracias a su naturaleza obediente y al hecho de que se le puede transportar y entrenar fácilmente. Asimismo, las personas suelen tenerle una gran simpatía.

 

Gracias a ciertas reacciones psicoafectivas, un perro puede ser el vector de una terapia real. Los perros pueden ayudar a todo tipo de personas, ya sea un adulto deprimido, un niño pequeño o una persona discapacitada o mayor. Bajo una dirección estricta y ante la supervisión de un interviniente, los animales que hayan recibido esta educación particular ayudan a las personas más frágiles o delicadas con su presencia y sus actos. Solos o en un grupo pequeño, esta terapia intentará crear reacciones positivas en el plano psicológico de los pacientes con la ayuda de un animal de compañía.

 

Los perros también pueden ayudar a superar el estrés de una operación quirúrgica y a gestionar su recuperación más fácilmente. La zooterapia también contribuye en el bienestar de las personas que sufren esquizofrenia o Alzheimer, y resulta especialmente útil para los ejercicios de reeducación física. Un perro te traerá la pelota y te motivará más a practicar esta actividad gracias a su entusiasmo.

blog_yummypets_la_zootherapie_vous_connaissez_02_09_2015

Tener un animal de compañía

Tener un animal de compañía, ya sea un perro o un pez carpín dorado, produce un efecto relajante y reconfortante. Se pueden observar cambios beneficiosos en la salud física y mental. Científicos han constatado efectos positivos en el sistema cardiovascular, en la reducción del estrés, de la presión arterial y del ritmo cardiaco, así como una mejora del humor.

Pero ojo, no se debe pensar que un animal es como un medicamento. En un contexto terapéutico, el animal es el vector del bienestar, pero no es el remedio final.

 

Según un estudio, un animal une a los miembros de la familia y puede ser un estimulante eficaz para mantener la forma física, reducir el estrés, la depresión y devolver la confianza a uno mismo.

¿Cuál es tu opinión sobre este tema? ¿Crees que un animal es capaz de mejorar nuestra salud?

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando por esta página, aceptas nuestro uso de cookies y nuestra política de confidencialidad. Más información

Ok