Una mujer de 31 años ha sido juzgada por dejar a su perro atado a un árbol con una bolsa llena de carne envenenada.

Encadenado a un árbol

Hoy les hablamos de un acto cruel cometido en Francia hace un año. Un perro amarrado a un árbol fue descubierto por gente que se paseaba. Llamaron inmediatamente al ayuntamiento y al alcalde para que constatara por él mismo lo ocurrido. Así mismo, pudo ver al perro encadenado a un árbol, una bolsa llena de carne y veneno para ratas. El alcalde decidió acudir a las autoridades para poder investigar y encontrar al propietario del pobre animal. Llevaron al perro a una asociación, ya que no parecía estar herido.

El perro estaba identificado así que pudieron dar fácilmente con su propietaria. Se trata de una mujer de 31 años, residente de la zona. Al ser interrogada, negó todo lo ocurrido explicando que dio su perro a una persona por las redes sociales. Aunque, no pudo dar su identidad y no se encontraron rastros de la conversación con dicha persona.

Condenada a pagar una multa

Durante el juicio, la presidente del tribunal afirmó que no tenía pruebas del cambio de dueño del perro y que la mujer ya había sido condenada por maltrato animal. Así mismo, la representante del ministerio público no aceptó los argumentos de la detenida «Fue ella quién ató a su perro en pleno acto de pura crueldad al dejarle carne con raticidas para una comida mortal” cuenta La Nouvelle République.

La detenida fue declarada culpable y condenada a pagar 1000 euros de multa. Así mismo, tiene prohibido volver a tener animales de compañía.

Una nueva familia

El perro está físicamente perfecto y ha encontrado una nueva familia lista para quererle y ocuparse de él. Esperamos que tenga todo el amor que necesita.

Fuente: La Nouvelle République.

Foto de ilustración © iStockphoto.

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.