En esta residencia para ancianos en Francia, dos nuevos inquilinos han llegado para hacer felices a todos los residentes.

Gatos adoptados por la residencia para ancianos

La idea fue del director del establecimiento que dirigía antiguamente otra residencia de ancianos en la cual se adoptó a un gato. Los beneficios de tener a un animal en su entorno ya han sido demostrados y el director no dudó en volver a adoptar gatos. Todos los ancianos de la residencia están felices de tenerlos.

Desde que llegaron los dos felinos, el equipo medico ha constatado efectos positivos sobre los residentes y su estado de animo. Algunos ancianos hasta decidieron ser padrinos de los dos gatitos.

La ronronoterapia

Oscar es gatito de 6 meses. Hace varias semanas que vive en la residencia y que se pasea libremente por las habitaciones del primer piso. Sus visitas tranquilizan a los residentes y les aportan cariño y alivio. Se ven de mejor humor y más felices.

En el segundo piso, está Oréo. Oréo hace feliz a las personas mayores que hasta se sienten responsables del felino. Pasan un buen rato ocupándose de él y manteniéndolo entretenido.

El dulce ronroneo de estos dos felinos tiene efectos terapéuticos en el Hombre, sobretodo en respecto al estrés y ansiedad. Oscar y Oréo han sido tan bien recibidos que los residentes del tercer piso también quieren adoptar su propio felino.

¿Qué piensa de esta iniciativa?

Fuente : Le Parisien.

Imagen de ilustración.

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.