El pasado mes de febrero, un hombre golpeo brutalmente y lanzó a su perro por la ventana. El animal murió enseguida a consecuencia de este terrible acto de violencia. El autor de este hecho fue condenado a dos años de prisión, la pena máxima impuesta para actos de crueldad contra los animales.

La pena máxima

La perra de raza Amstaff nunca conoció el afecto y el amor de un verdadero hogar. En efecto, su dueño la golpeaba a menudo, con puños, patadas y martillos. Su vida terminó de manera brutal cuando fue arrojada de un tercer piso el pasado mes de febrero.

El autor de los hechos es un joven de 19 años quién fue juzgado a comparecencia inmediata en Bobigny, una comuna de Paris. El joven fue condenado a dos años de presión y se le fue prohibido definitivamente poseer animales. Se trata de la pena máxima por maltrato animal. En este proceso, la fundación 30 millones de amigos formó parte de este acto cívico logrando conseguir la pena máxima por tan despiadado acto.

Por otro lado, el chico no mostró ningún remordimiento durante el juicio, intentando acusar a supuestos dealers (vendedores de droga) del hecho. Las acusaciones fueron poco creíbles ya que su compañera, presente en la escena, había enviado un mensaje a su madre : « Él la lanzó por la ventana, ella estaba en terribles condiciones».

Una segunda perra ubicada en un hogar adoptivo

El hombre y su compañera tenían otra perra de 2 años que era igualmente maltrada. Según el veterinario que la examinó, al parecer la perra mostraba marcas de mordeduras en las patas y en las piernas, probablemente, causadas por peleas entre perros. La perra fue ubicada con una familia adoptiva y su propietaria será juzgada en 2018.

Si ves a una persona maltratando un animal ¡denúncialo!. No apoyes los actos de crueldad hacia los animales.

Image de ilustración: Istock

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.