Los felinos son por naturaleza misteriosos, y debido a eso se han creado muchos mitos sobre gatos. Algunos dicen que todos caen de pie, que afecta a las mujeres embarazadas o que aman la leche.

Por suerte, Rosana Álvarez veterinaria y especialista en comportamiento animal nos muestra las verdades sobre estos curiosos y bellos animales.

A continuación te presentamos 5 mitos sobre gatos

¿Los gatos caen de pie?: la respuesta evidentemente es no. Ellos no siempre caen de pie y dependerá de la altura donde estén. Si el gato tiene tiempo de darse la vuelta mientras cae, logrará aterrizar de pie de lo contrario caerá sobre su cuerpo.

Los gatos aman la leche: “Los gatos no tienen lactasa, la enzima que degrada la lactosa que contiene la leche. Esta enzima está presente en los lactantes pero desaparece tras el destete” dice Álvarez. Esto solo le producirá problemas gastrointestinales. Ellos son carnívoros, la leche es solo para cuando están pequeños.

Afectan a las mujeres embarazadas: “Esto es totalmente incierto. La toxoplasmosis es una enfermedad causada por un parasito intracelular:Toxoplasma gondii. La enfermedad es muy poco frecuente en gatos y existen estudios que demuestran la poca probabilidad de contagio mediante las heces de un gato infectado, siendo más frecuente el contagio a través de frutas o verduras mal lavadas, carne poco cocinada o suelos contaminados”.

Sin bigotes pierden el equilibrio: según la veterinaria “Las vibrisas son pelos táctiles situados en la zona de la cara y del carpo. Son pelos más gruesos y más largos de lo normal y su particularidad es que están conectados internamente con un músculo de control voluntario y receptores nerviosos” Ella explica que el sistema de equilibrio es más complejo, y por lo tanto, si el animal pierde sus bigotes tendrá que apoyarse en otro sentidos. Pero en efecto, los bigotes forman parte de su equilibrio.

Son traicioneros los gatos: esto es falso. Álvarez explica que estos animales son solitarios por naturaleza. No están acostumbrados a una vida social, sin embargo su domesticación a provocado que algunos sean más receptivos. En cambio, los perros tienen una conducta social mucho más desarrollada.

¡Si conoces otros mitos sobre gatos, compártelo!

Fuente: etología veterinaria

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.