Saber que su perro se ha envenenado es una de las peores pesadillas de todo dueño.

Desafortunadamente, el envenenamiento es bastante común en los perros. Son seres muy curiosos y tienden a comerse o beberse todo aquello que esté a su alcance.

Los peligros se pueden encontrar en cualquier parte, ya sea dentro o fuera de casa. Lo que a nosotros nos parece inofensivo, a un perro puede llegar a causarle severos problemas, como por ejemplo productos de limpieza. 

En este artículo encontrará los principales riesgos de envenenamiento y le contaremos cómo detectar los síntomas lo antes posible.

Posibles peligros para su perro

Ya estén al aire libre o en el interior de una casa, muchos productos pueden ser una fuente de peligro para su perro. Del interior podemos destacar los productos de limpieza, cosméticos, medicinas y también algunos alimentos como el chocolate.

En el exterior debemos mantener lejos del alcance del perro cualquier tipo de pesticida, veneno para ratas y cualquier otro insecto. Piense en esconder bien estos elementos ya que, si tiene un perro, ya sabrá que es un animal muy goloso que se comería hasta las paredes de su casa.

Su animal puede verse afectado de diferentes maneras:

. Por vía cutánea: Puede que su perro estuviese en contacto con algún producto tóxico. El veneno puede entrar en su organismo a través de su piel.

. Por vía respiratoria: Su perro puede inhalar el veneno. Suele pasar si, por ejemplo, tiene matarratas en casa en forma de polvo. Puede que su perro huela el polvo y se intoxique.

. Por vía oral: Es la más común. Los perros suelen envenenarse por vía oral, al tragarse un producto nocivo.

Su perro puede envenenarse con cosas que tiene a su alrededor. Aquí le dejamos una lista de venenos y productos dañinos que pueden envenenar a su peludo.

  Comida humana que es tóxica para los perros (aguacate, chocolate , chicles, uvas, cebollas…)

.   Medicamentos (paracetamol)

.  Productos de su jardín, sobretodo los pesticidas

.   Animales y plantas peligrosas (insectos, ranas, serpientes, flores…)

.  Tabaco

.   Alcohol

.   Productos químicos de limpieza (lejía, detergentes…)

.   Antiparasitarios

 Champiñones venenosos

Al igual que a los niños, cualquier producto a la vida del perro puede ser presa fácil y podríamos tener graves problemas.

¿Cómo puedo saber si mi perro se ha envenenado? ¿Cúales son los síntomas?

Todos sabemos que con los animales tenemos que actuar pronto en cuanto notemos el más mínimo síntoma. Por ello, es importante conocer los principales síntomas de envenenamiento para acudir al veterinario cuanto antes.

Los síntomas son los siguientes:

.  Problemas digestivos: vómitos o diarrea fuerte

.  Presencia de sangre tanto en los vómitos como en la diarrea

.  Problemas con el equilibrio

.  Convulsiones o temblores

Si nota alguno de estos síntomas en su perro, por favor, llévelo lo más rápido posible al veterinario. De no ser posible ir al veterinario de inmediato, llámelo y quédese en contacto con él por teléfono.

¿Cómo actuar ante la duda de un posible envenenamiento?

Al principio, intente hacer memoria y averiguar qué ha podido ingerir su perro para así ayudar después al veterinario. Puede ser cualquier cosa, así que, piense en las cosas más extrañas que podría comerse su perro.

Es muy importante acudir al veterinario enseguida para evitar que la sustancia en cuestión llegue a los intestinos y a la sangre del animal. Puede intentar provocarle el vómito a su perro. Para hacer esto necesita que su perro beba agua oxigenada o agua salada.

Si no sabe qué es lo que ha podido ingerir su perro sin haberse dado cuenta, acudir al veterinario tiene que ser su primera opción, antes que nada. Solamente un profesional podrá ayudar a su perro a recuperar su salud.

Si su perro se ve muy debilitado o hasta inconsciente y si sabe que se ha envenenado inhalando algún producto toxico, llévelo a una zona ventilada y abierta. Su perro ha de tener acceso a aire fresco. Además, idealmente tendría que disponer agua cerca de su perro. Instálelo en una zona tranquila y aireada.

Además, si puede localizar el veneno, intente retirarlo o llame a alguien para que tome las medidas necesarias. Así mismo, puede que salve a otros animales de ser envenenados también.

Sobretodo, consulte con su veterinario. Obviamente, la mejor solución es que lleve a su animal al veterinario. Si ve que la situación es urgente y que no tendrá tiempo de conducir hasta la consulta, llámelo y explíquele la situación. Cuanta más información pueda darle, mejor. Puede que su perro pueda ponerse bien simplemente al seguir unos pasos. Para poder atenderle lo mejor posible, su veterinario necesitará toda la información que tenga. Así mismo, su veterinario puede indicarle a distancia que puede hacer por su perro.

No le de de comer ni de beber

Piense en no darle nada que beber o comer hasta que hable con su veterinario. Por ejemplo, la leche puede hacer que el veneno se adhiera más al sistema de su perro. Puede que, al querer ayudar a su compañero, empeore su estado. Es muy probable que tenga que inducir el vómito a su perro.

Al vomitar, podrá eliminar una gran parte del veneno y así mismo eliminar el peligro mortal. Hacerle vomitar es la solución ideal pero no siempre es posible. Si su perro está inconsciente no le será posible ayudarle a vomitar y todo el veneno se quedará en su cuerpo. Cuando su perro se encuentre mejor, podrá darle agua. Le recomendamos preguntarle a su veterinario antes de administrarle cualquier cosa.

Si su perro ha sido envenenado por vía cutánea, ha de lavar la zona infectada. Puede lavar la zona con jabón y agua. Lávelo bien y insista en la zona que le parece infectada. Si lavar el pelo y piel de su perro no es suficiente, no dude en llevarlo al veterinario.

La mayoría de las veces basta con hacer vomitar al animal. Así que, si su perro se ha tragado un poco de chocolate o lejía, y vomita, no ha de preocuparse demasiado. Nunca está de más visitar a su veterinario, para asegurarse de que su perro no está en peligro.

Todos estos consejos están aquí para ayudarle. Pero, si piensa que su perro ha sido envenenado, consulte con su veterinario. Solo él sabrá cómo salvar a su peludo. No tarde en acudir a su veterinario ya que en este tipo de situación el tiempo es vital.

¿Ha sufrido su perro un envenenamiento? Cuéntenos qué hizo y cómo actuó.

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.