Los gatos se comunican maullando. Los maullidos pueden estar provocados por numerosas razones, como la atención o el hambre.

Un gato puede hacerse oír en caso de angustia, enfermedad o nerviosismo. Para comprender por qué tu gato maúlla, debes comprender el entorno en el que evoluciona e intentar distinguir las causas de estos maullidos.

Los diferentes tipos de maullidos de los gatos

El maullido agudo y suave

Tu gato está feliz. Quiere informarte de su bienestar, de su felicidad y de su satisfacción.

El maullido largo

Los maullidos largos e insistentes expresan una petición apremiante. Puede tratarse de su comida o de un acceso al exterior.

El maullido en forma de ronroneo

Este maullido traduce una búsqueda de complicidad: está pidiendo una caricia. También puede ser el resultado de su excitación ante una presa. Estos maullidos también pueden significar que tu gato está pidiendo algo, como por ejemplo, comida. Sin embargo, en caso de estrés o de enfermedad en la que el gato sufre, se pueden observar ronroneos en el que el gato sufre. Esto le permite a tu gato tranquilizarse en una situación estresante.

El maullido entrecortado

Cuando tu gato maúlla de manera entrecortada, desea transmitir su contrariedad y su estrés. Puedes observar cómo su cola se balancea y sus mandíbulas castañean. Cuando el gato castañea los dientes, su mandíbula tiembla y emite un maullido suave. Este comportamiento expresa la excitación que tu gato tiene de cara a la posibilidad de capturar a su presa. El castañeo puede manifestar una frustración en el caso en el que tu gato no haya sido capaz de capturar a su presa.

El maullido grave y fuerte

Este maullido expresa la cólera o el miedo del gato. Se suele dar durante las peleas entre gatos. Asimismo, podrás oír gruñidos y soplidos, signos de agresividad que demuestran que el gato está a la defensiva.

El maullido durante el celo

Este maullido se reconoce por su duración, es repetitivo y lánguido. El maullido se parece al llanto de un bebé. El gato solo parará si copula o tras la esterilización si se trata de una hembra.

¿Cómo analizar el maullido del gato?

Los maullidos de los gato pueden ser una fuente de confusión, ya que muchas causas pueden originarlos. Algunos gatos maúllan simplemente para atraer tu atención, mientras que otros lo hacen para expresar una necesidad. Es importante que prestes atención al lenguaje de tu gato para poder ayudarlo lo mejor posible en cualquier situación.

Presta atención al lenguaje corporal de tu gato

Tu gato está muy atento a todas tus reacciones. Interpretar los maullidos según la postura de tu gato te ayudará a responder a sus necesidades.

  • Una cola vertical transmite la felicidad y la confianza que tiene respecto a ti.
  • Si la cola de tu gato se balancea de izquierda a derecha, tu gato está mostrando su irritación y puede pasar al ataque.
  • Si esconde la cola entre sus patas, esto puede significar miedo.
  • Cuando los pelos de tu gato se erizan y su cola se vuelve frondosa, tu gato está en cólera.
  • Si las orejas de tu gato señalan la parte delantera, hay algo que llama su atención, por lo que está al acecho.
  • Si tiene las orejas bajas, tu gato se vuelve amenazante.
  • Las orejas aplastadas hacia atrás denotan un sentimiento de miedo por parte de tu gato.

Al compartir tu día a día con tu gato, podrás ser capaz de interpretar sus maullidos de manera exacta. Cada gato es único y posee un comportamiento diferente. Prestar atención a sus necesidades reforzará vuestra relación.

1 Comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.