Descubre nuestros 32 consejos para tener un perro feliz.

1.- Dale carne preparada en casa. Sus preferidas son pollo, ternera, cerdo y cordero.

2.- Ofrécele golosinas, a los perros les encantan. Sin embargo, no se las des en exceso, así evitarás los desequilibrios alimenticios y el sobrepeso.

3.- Resérvale pequeños momentos de atención, cocínale galletitas especiales.

4.- Prohíbele el chocolate: aunque le encante comerlo, un pequeño trocito puede hacerle enfermar. Debes privarle de él tajantemente.

5.- Ofrécele un hueso de piel de búfalo para morder, sobre todo en los momentos en los que te ausentes. Se cebará con él largo rato.

6.- Coloca su comedero en un lugar tranquilo: a un perro no le gusta que le molesten cuando come.

7.- Mantén su comedero limpio: tira los restos que no haya comido y lava el comedero con frecuencia, incluso en el lavavajillas.

8.- Utiliza un comedero apropiado: a un perro no le gusta correr detrás de su plato cuando come. Por ello, este debe ser lo suficientemente pesado y al ser posible, antideslizante.

9.- Mantén el agua a temperatura ambiente: su recipiente debe estar protegido del frío intenso y del calor asfixiante.

10.- Sé avispado con los medicamentos: para ayudarle a pasar el mal trago, utiliza un cebo como queso de untar o salchichas. ¡Te pedirá más!

11.- Sé perspicaz con los cuidados que dan trabajo, por ejemplo, cortarle las uñas, algo que muchos perros odian. Para evitar batallar con él, dale una golosina que pueda chupar mientras se las cortas.

12.- No escatimes en juguetes: a los perros les encanta tener sus propios objetos que puedan mordisquear, sobre todo para entretenerse durante la ausencia de su dueño. Tíralos cuando estén muy gastados, ya que podría acabar tragándoselos.

13.- Juega con él a la pelota: los perros suelen ser grandes aficionados de las pelotas de tenis. No obstante, debes tener cuidado, ya que algunos se ahogan al tragárselas. Guárdalas después de jugar.

14.- Juega al frisbee, otro objeto apreciado por los perros. Sin embargo, no lo lances muy alto para evitar que se haga daño al saltar. Lo mejor es siempre lanzarlo vuelo rasante para hacerle correr.

reglas perro feliz 15.- Evita jugar al «tira y afloja» con él: el juego de la cuerda puede desarrollar su agresividad, lo que cuestionaría tu autoridad.

16.- Acógelo en casa: a todos los perros les gusta tener un lugar seguro, sin humedad, fresco en verano y cálido en invierno para dormir. Será aun más feliz si lo aceptas en tu casa de noche.

17.- Ofrécele un rincón tan solo para él: los perros acostumbrados a las casetas se sienten muy bien. Para ellos es como su pieza única, por ello, se sienten muy cómodos, seguros, y les encanta acurrucarse en ella.

18.- Prepárale un lugar confortable: a un cachorro le gusta tener su fuente de calor cuando se acuesta. Utiliza una bolsa de agua caliente para calentar su caseta o su cesta, evitando cualquier contacto con el pelo.

19.- No escatimes en la comodidad de su cama: opta por un cojín con una cesta de mimbre o de plástico. Son ligeros y blanditos, guardan el calor corporal del perro y se lavan fácilmente.

20.- Halágalo: al igual que a los niños, a los perros les gusta ser recompensados cuando se portan bien con golosinas, juguetes, caricias, felicitaciones, etc. Tan solo con tu entonación, ya entenderá que estás contento con él.

21.- Tranquilízalo: durante los primeros días, equipa su cesta con una manta impregnada del olor de su madre. Así se sentirá más tranquilo.

22.- Permítele simular que se va de caza: los juguetes de plástico con sonido que rechinan cuando se muerden o las almohadillas que rebotan despiertan sus sentidos de cazador.

23.- Aprende a estar presente cada día: a un perro no le gusta estar solo.

24.- Muévete con él: casi todos los perros necesitan gastar energía a diario. Un buen paseo o una sesión de juego del tipo «ve a buscar el objeto y tráemelo» nunca estarán de más.

25.- Haz ejercicio: los perros «deportistas» aprecian seguir a su dueño cuando van a correr o en bicicleta. Opta por un trote constante mejor que una marcha rápida.

26.- Hazle carreras de obstáculos: a un perro le encanta trepar o escalar barreras, rocas y otras infraestructuras.

27.- Déjale que se reúna con sus congéneres: un perro acostumbrado a socializar adora jugar con otros perros. Ne le prives de este sencillo placer llevándolo siempre con correa.

28.- Sé justo: a un perro le gusta tener un dueño, un líder que sepa estar a la altura, intransigente sobre algunos temas y que sepa mostrar su autoridad cuando sea necesario.

29.- Adoctrínalo: a un perro le gusta estar integrado en la manada y formar parte de la familia, pero sobre todo, gustarle a su dueño. Obedecer reglas simples es algo muy estructurado para él.

30.- Acicálalo: un perro disfruta estando aseado. Para él, la sensación es tan agradable como lo es para una persona llevar ropa limpia. Esto le permite relajarse y será tanto para él como para ti, un momento placentero para compartir.

31.- Relativiza los momentos desagradables: a un perro no tiene por qué gustarle darse su baño. Cuando lo metas en la bañera, no dudes en decirle palabras bonitas y alentadoras.

32.- Mímalo, sobre todo después del esfuerzo: acaba tus sesiones de educación o de aseo con una bonita caricia.

Crédito de la foto: http://blog.direct-vet.fr y Pinterest

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.