Se cree que los gatos domésticos han estado presentes en los hogares de personas durante 9.500 años.

En 2004, unos arqueólogos encontraron en la isla de Chipre un esqueleto de cuerpo entero de gato enterrado en una aldea de la Edad de Piedra. Dado que no existen gatos monteses nativos de Chipre, el animal, o quizás sus antepasados, debió haber sido traído a la isla por personas hace miles de años.

Sin embargo, a pesar de nuestra larga historia de tener gatos como mascotas (y su popularidad hoy en día), los felinos no son los animales más fáciles de domesticar. También, según los registros arqueológicos, existe poca evidencia de cómo los gatos se convirtieron en nuestros amigos y cómo se extendió esta amistad por todo el mundo.

Hoy en día, un nuevo estudio de ADN ha sugerido una teoría de cómo los gatos pueden haber seguido el desarrollo de la civilización a través de rutas comerciales tanto por tierra como por mar. Este estudio recibió un pequeño empujón con la aparición, en el sigo XVIII del gato atigrado de pelo corto (“tabby” o gato común europeo) que conocemos hoy.

Surgen los primeros gatos domésticos

Mientras que el origen del gato domesticado sigue siendo un misterio, se cree que el proceso hasta convertirse en mascota llevó mucho tiempo. Ya que los gatos son tan independientes, territoriales y, a veces, antisociales, no eran tan fáciles de domesticar como el lobo, el cual era cooperativo. Es probable que los gatos vivieran alrededor de los seres humanos durante muchos siglos antes de sucumbir en la tentación del fuego y la comida, dejando a un lado su frío comportamiento para convertirse en verdaderos compañeros de los seres humanos.

El gato encontrado en Chipre corresponde al período neolítico, alrededor de 10.000 aC y 4.000 aC, y la revolución agrícola. Durante esta época la gente empezó a establecerse en un lugar y convertirse en agricultores, en lugar de llevar a cabo la técnica nómada cazador-recolector que los seres humanos habían seguido durante los últimos 200.000 años, más o menos.

Los gatos domésticos provienen del Cercano Oriente

Un estudio anterior de ADN de otros restos antiguos, confirma que los gatos domésticos surgieron por primera vez en lo que los arqueólogos llaman el Cercano Oriente, la tierra en el extremo oriental del Mediterráneo, donde surgieron algunas de las primeras civilizaciones humanas.

Por supuesto, la agricultura trae sus propios problemas, incluyendo infestaciones de ratas y ratones, así que tal vez no es sorprendente que es en este momento en el que vemos la primera aparición de un gato enterrado en una tumba humana. No es difícil imaginar que los primeros agricultores podrían haber animado a los gatos a quedarse ayudándoles con los alimentos durante los períodos de escasez del año y permitiéndoles entrar en sus casas.

Existen algunas lagunas en el registro arqueológico que significan que, después de los restos de Chipre, la evidencia de gatos domésticos no aparece de nuevo durante miles de años. Más fosas de gatos comienzan a aparecer entre los antiguos hallazgos egipcios, aunque también hay evidencia de gatos domésticos en la Edad de Piedra de China. Fue en Egipto donde los gatos realmente pusieron las patas convirtiéndose así, no solo en parte de la familia, sino en objetos de culto religioso.

Fuente: Business Insider

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.