Existen unas seis razas de gato sin pelo, pero hoy te hablamos de las tres más extendidas: el sphynx, el donskoy y el peterbald.

Todas las razas de gato sin pelo son unas razas particulares, muy sensibles al calor y al sol, y necesitan un cuidado particular.

El sphynx

sphynx

El sphynx es una raza de gato con una particularidad: apenas tiene ningún pelo. Es originario de Canadá y se ha estandarizado en Francia. Es un gato que sorprende por su físico singular, pero ello no le resta cariño. El sphynx es conocido por su lealtad, y está muy apegado a su familia. A este gato le gusta subirse a los hombros de su dueño, y solo exige una cosa: que se les proteja del frío.

El donskoy

donskoy

El donskoy es un gato procedente de Rusia. Es de tamaño, tiene un cuerpo musculoso y una apariencia fina y elegante. Es un gato especialmente curioso al que le gusta salir a descubrir el mundo. Le encanta estar cerca de su dueño, por lo que no lleva muy bien la soledad.

Existen tres tipos de donskoy: terciopelo, que tiene la piel recubierta de una pelusilla muy corto, cepillo, que tiene un pelo corto y rizado, y desnudo, que tiene la piel lampiña y elástica.

El peterbald

peterbald

El peterbald es un gato muy dinámico. Es hiperactivo, por lo que no conviene a una persona tranquila. Algunos gatos peterbald pueden transpirar muchísimo, sobre todo durante el verano, por lo que se le debe dar un baño a la semana para retirar el exceso de sebo.

Y tú, ¿qué piensas de estas razas de gato?

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.