Muy grave y contagiosa, la mixomatosis es una enfermedad que ataca a nuestros amigos los conejos. Descubre sus síntomas, causas y prevenciones.

¿Qué es la mixomatosis?

La mixomatosis, también conocida como tomatosis, es una enfermedad vírica muy grave que afecta a los conejos, los cuales podrán presentar múltiples lesiones.

¿Cuáles son las causas de la mixomatosis?

La mixomatosis está causada por un poxvirus, denominado mixoma, cuya virulencia se ve favorecida por la humedad. Este virus es muy resistente, y puede sobrevivir al menos dos años en el exterior.

La mixomatosis se transmite a través de dos vías. La primera, directa: de un conejo enfermo a otro, o de un conejo portador del virus. Este virus puede penetrar a través de la piel y de las mucosas externas. La segunda, indirecta: a través de un intermediario, como son los parásitos (mosquitos, pulgas, garrapata etc.) Las agujas de las jeringuillas no desinfectadas también pueden transmitir la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la mixomatosis?

Tras un periodo de incubación que dura, por lo general, entre 8 y 10 días, la mixomatosis eclosiona. En su cuadro agudo, que es la forma más frecuente, los síntomas son:

  • Fiebre
  • Decaimiento
  • Pérdida de apetito
  • Edema
  • Problemas oculares: conjuntivitis, párpados hinchados, flujo blanquecino.
  • Aparición de nódulos rosados a la altura de las orejas, de la nariz, de los ojos y en la cara.
  • Hinchazón de la cara, de los órganos genitales y de la extremidad de los miembros.

Aunque la mixomatosis causa más estragos en otoño y verano, puede aparecer en cualquier momento del año en su cuadro crónico. Se caracteriza por una hinchazón de los párpados, una inflamación de las fosas nasales y la aparición de nódulos.

También se conocen el cuadro nodular clásico y el cuadro «bouton rouge», pero son mucho menos frecuentes.

En la mayoría de los casos, el conejo se vuelve ciego y se debilita, por lo que no es capaz de alimentarse. La mortalidad es elevada, debido a que el animal suele contraer una neumonía.

¿Qué maneras hay de diagnosticarla?

La mixomatosis se diagnostica con pruebas serológicas o con un aislamiento del virus.

¿Cuál es el tratamiento de la mixomatosis?

No existe ningún tratamiento para curar la mixomatosis. Sin embargo, se ha desarrollado una vacuna que inmuniza el cuerpo y que es, sin lugar a dudas, la mejora manera de luchar contra esta enfermedad. Los gazapos (conejos recién nacidos) pueden ser vacunados a los 30 días de edad, con una vacuna de refuerzo a las ocho o diez semanas. Al conejo adulto también se le deberá administrar vacunas de refuerzo a lo largo de su vida, idealmente cada cuatro o seis meses. La inmunidad llega a las 48-72 horas.

Otro gesto que puedes adoptar para prevenir esta enfermedad, es luchar contra los parásitos utilizando mosquiteras e insecticidas.

¿Tu conejo ya ha contraído la mixomatosis?

Añadir un comentario

Necesitas estar registrado en Yummypets para poder comentar este artículo.
Crea tu propia cuenta en Yummypets al instante.