VOLVER A LA VERSIÓN MÓVIL

Bull Terrier

Valiente, dinámico y lleno de vida

yummypets

Origen del bull terrier

Una raza surgida de numerosos cruces

Las razas «bull» y «terrier» fueron creadas en Inglaterra a principios del siglo XIX, tras el cruce entre bulldog inglés y el terrier inglés blanco, un perro de caza de tipo galgo que desapareció. Estos primeros cruces dieron lugar al white cavalier, antepasado del bull terrier que aún no tenía esa cabeza en forma de «huevo» característica de la raza.

Con el objetivo de perfeccionar su apariencia, se cruzó al white cavalier con el dálmata, el greyhound, el perdiguero de Burgos, el foxhound y el whippet, y poder mejorar así su elegancia y agilidad. Más tarde se le cruzó con el borzói y el collie para reducir el stop y conferirle esa forma tan particular a su cara.

James Hinks, promotor de todos estos cruces, crió la raza con el objetivo de obtener un bull terrier con manto blanco. Sin embargo, debido a diversos problemas de salud (en especial la sordera), asociados a las razas completamente blancas, Ted Lyon, que continuó con los cruces, se vio casi obligado a incluir color. Para ello, utilizó staffordshire bull terrier a finales del siglo XX. Los bull terrier de color fueron reconocidos como una variedad distinta en 1936.

Un perro de combate

Bull Terrier jugando

En un principio se desarrolló al bull terrier para controlar a los animales dañinos, y empezó su carrera como perro de combate. Esta raza se desmarcó por su velocidad, su destreza típica del tamaño ligero del terrier y la fuerte resistencia del bulldog.

El bulldog era un pésimo combatiente, se le educó para combatir toros y osos atados a un palo. Muchos ganaderos empezaron a cruzar bulldog con terrier, afirmando que un mestizaje así mejoraría su rendimiento en combate. A pesar del gran valor de tal cruce, no se ha hecho nada para preservar la raza en su forma original. Por esta razón, las razas «bull» y «terrier» fueron divididas en dos categorías: bull terrier y staffordshire bull terrier, más pequeño y fácil de manejar que su progenitor.

En 1835, el Parlamento británico prohibió los combates entre animales, marcando así el declive de la raza bull terrier. Sin embargo, ese mismo año se siguieron realizando combates clandestinos que oponían perros entre sí, lo que contribuyó al renacimiento oficial de la raza en Inglaterra. En España, el bull terrier no fue reconocido oficialmente hasta 1993.

Carácter del bull terrier

Cualidades del bull terrier

cachorro de Bull Terrier

El bull terrier existe en formato «mini», más conocido con el nombre de bull terrier Miniatura, y posee los mismos atributos que su hermano mayor.

Apasionado pero a la vez tranquilo, se somete a las órdenes fácilmente. Se le describe como valiente, lleno de vida, con una actitud tierna y dinámica. Extremadamente inteligente y cariñoso, sobre todo con los niños. Socializar desde pequeño le asegurará una buena relación con otros perros y animales.

El bull terrier es muy valiente y se puede confiar en él perfectamente. Está dotado de un instinto natural de perro guardián.

Un estudio alemán llevado a cabo en 2008 mostró que el temperamento de los bull terrier no se diferencia en gran medida del de los golden retriever.

Defectos del bull terrier

Su naturaleza independiente y obstinada hacen de él un perro en el que no se deben poner unas manos inexperimentadas. Profesa una gran admiración a su dueño, pero a veces este fuerte apego al hombre en general le impide ser un buen guardián. Le cuesta soportar la inactividad, el aburrimiento y la soledad, que le convierten en un ser destructor. Sin embargo, si sigues los consejos que te damos aquí abajo, tu bull terrier no volverá a sentir esa necesidad de destrucción.

Vivir con un bull terrier

Ya sea en la ciudad o en el campo, el bull terrier es muy juguetón y prefiere los paseos con su dueño antes que estar solo en el jardín, por muy grande que sea. Si vive en un apartamento, necesitará un paseo diario de una hora, más uno o dos pequeños paseos durante el día. Para que mantenga su forma física, una actividad deportiva será un plus. Después de gastar su energía, le gusta regalarse largos momentos de descanso en un lugar confortable.

Fotos del Bull Terrier

Ver todas las fotos

¿Tienes un(a) Bull Terrier? Únete

Características físicas del bull terrier

Aspecto general del bull terrier

La belleza del bull terrier es única en su especie. Es robusto, musculoso, activo y ágil. Está dotado de una gran fuerza para su tamaño. Su estructura es simétrica y su expresión determinada e inteligente. Sus movimientos son armoniosos, potentes y ligeros.

Cabeza

Larga y fuerte, pero sin llegar a ser tosca. Vista de frente, tiene forma de óvalo.

Bull Terrier en un banco
  • Cráneo: parte superior casi plana de una oreja a la otra.
  • Perfil: ligeramente curvado hacia abajo, de la cima del cráneo a la trufa.
  • Stop: ninguno.
  • Trufa: negra e inclinada hacia la parte inferior de la extremidad; fosas nasales muy desarrolladas.
  • Mandíbula: mandíbula inferior fuerte y poderosa.
  • Dientes: sanos, limpios, fuertes, de buen tamaño y perfectamente implantados.
  • Ojos: estrechos, colocados de manera oblicua, triangulares, hundidos en las órbitas, negros o marrones y con un brillo penetrante.
  • Orejas: pequeñas, delgadas y juntas; muy rectas y alzadas verticalmente.

Cuello

Muy musculoso, largo, con un perfil superior curvado. Se acorta desde los hombros hacia la cabeza.

Cuerpo

  • Espalda: pequeña y fuerte.
  • Pecho: alto, redondeado, con las costillas bien arqueadas.
  • Vientre: bien alto.
  • Cola: corta, de inserción baja, se sostiene horizontalmente. Tupida en la base, se estrecha hacia la punta.
  • Hombros: fuertes y musculosos sin estar cargados.
  • Codos: rectos y fuertes.
  • Omóplatos: anchos y bien unidos a la pared torácica.
  • Muslos: musculosos.
  • Piernas: bien desarrolladas.
  • Corvejones: bien descendidos.
  • Pies: redondos y compactos, dedos arqueados.

CRITERIOS DE ELEGIBILIDAD

Faltas
Toda desviación en relación a lo anteriormente nombrado se considera como falta, la cual será penalizada según su gravedad.

Los machos deben tener los dos testículos completamente descendidos en el escroto.

Bull Terrier en el lago

Necesitan que se esté con ellos constantemente, de lo contrario se vuelven extremadamente destructores.

Enfermedades genéticas del bull terrier

Debido a las numerosas hibridaciones que ha sufrido, el bull terrier es muy vulnerable a algunas enfermedades hereditarias. Los bull terrier blancos son a menudo vulnerables a las taras genéticas.

Problemas de sordera del bull terrier

El 20,4 % de los bull terrier blancos sufre de sordera, frente al 1,3 % de los bull terrier de color. Te aconsejamos que tu cachorro pase un test de diagnóstico, llamado BAER, para detectar una posible deficiencia.

Problemas de piel del bull terrier

Los problemas de piel también son corrientes en las razas blancas y pueden ir desde la alergia a las picaduras de insectos (moscas, mosquitos, polillas, etc.) hasta la demodicosis o la dermatitis atópica.

Otros problemas de salud del bull terrier

Hay algunos problemas de salud que conciernen a todos los bull terrier, sea cual sea el color de su manto. Los problemas articulares se detectan con una simple palpación, mientras que los problemas cardiacos y renales se detectan mediante una ecografía. El bull terrier miniatura, por su parte, suele sufrir de una enfermedad autosómica recesiva llamada «luxación del cristalino». Esta enfermedad afecta a la vista y provoca ceguera desde los 9 años en los sujetos que la padecen. Para prevenir cualquier enfermedad genética, te aconsejamos que lleves regularmente a tu perro desde cachorro al veterinario para un examen médico.

Manto, color y cuidados del bull terrier

Manto del bull terrier

Su pelo es corto, liso, uniforme, recio al tacto y ligeramente brillante. Este perro puede presentar un subpelo con un tacto suave en invierno.

Color del bull terrier

El color atigrado es el más común, pero el rojo, rojizo, blanco, negro o azul también son admitidos y pueden pueden estar mezclados con el blanco. Sin embargo, no se aceptan el negro y fuego, o el marrón.

Cuidados del bull terrier

Su corto pelaje es fácil de cuidar. Pasar un guante especial sobre su manto pelaje la estación de muda para quitarle los pelos y pieles muertas será suficiente para mantener su salud.

Un baño de vez en cuando será un plus.

Bull Terrier en el jardín

El bull terrier forma parte de las razas más leales y cariñosas.

Tamaño y peso del bull terrier

Tamaño: de 35 a 61 cm hasta la cruz
Peso: entre 20 y 40 kg

Longevidad

El bull terrier cuenta con una esperanza de vida de hasta 15 años.

¿Un perro para los niños?

Puede ser brusco debido a su fuerte musculatura. Sin embargo, es un excelente compañero para los niños si socializa y se le educa con estos fines desde pequeño.

¿Se educa fácilmente a un bull terrier?

Es un admirable perro de compañía. Inteligente, cariñoso y digno de confianza. Se somete fácilmente a las órdenes de un dueño suficientemente autoritario.

Compártelo con tus amigos:

No se ha planteado ninguna pregunta sobre esta raza.

Plantear una pregunta

Accede al foro de la raza